jueves, 24 de diciembre de 2009

navidad no te deprimas


La melancolía navideña es muy común. Las causas pueden ser muy variadas pero en general muchas de las personas que se deprimen tienden a sentirse solas. Tienden a pensar que ellas no recibirán tanto amor o regalos como otros
Otras personas tienen temor a ver a parientes y amigos y no lucir bien. Otras más temen a los comentarios de familiares y amigos durante las fiestas. La navidad trae recuerdos de la infancia y si esos recuerdos o no son buenos o la situación ha cambiado tendemos a sentirnos tristes.

Por lo que leíste en el párrafo anterior puedes deducir que hay dos características fundamentales en muchas personas:

Soledad y baja autoestima.

No significa que quien se siente un poco triste en navidad tenga alguna enfermedad mental o alguna deficiencia. Al contrario a veces las personas más exitosas o populares se sienten tristes. Es normal pero hay formas de aliviar la situación.


Cambia el enfoque
Las personas que la pasan mejor en navidad se enfocan en otros, no en ellas mismas. Es el enfoque solo hacia nuestro interior lo que nos hace sentir mal. Si tienes proyectos y piensas en el bien que puedes hacer por otros y lo agradable que será ver a tus amigos y familia te sentirás mejor.

Si piensas que todo mundo estará bailando y cantando y tú estarás sola actúa ahora mismo: puedes crear tu propio ambiente ya sea planificando una cena o reunión pequeña en tu casa o viendo si hay alguna actividad a la que puedas asistir con una amiga, un baile, una actividad en la iglesia etc.

El entusiasmo es contagioso si tú te alegras y tratas de celebrar las personas a tu alrededor también sentirán el deseo. Tú puedes empezar la fiesta en tu familia o cambiar la tradición.

Piensa en otros.
Participa en actividades de caridad. Si haces felices a otros estarás cambiando tu enfoque y canalizando tu energía positivamente. Tú puedes llevar alegría a personas pobres o enfermas, a los presos o a niños en un hospital. Nada te hará sentir mejor que participar en una activad para ayudar. Puedes cocinar, participar en recaudación de fondos etc. Llama a instituciones que ayudan y averigua que oportunidades tienen. Recuerda es mejor dar que recibir.

Tu mejor rostro
Si te preocupa como te verán otros haz lo mejor que puedas y ya no te preocupes por las libritas de más, casi todo el mundo las tiene. Arréglate bien y piensa en todo lo bueno que tienes.

Deja el estrés
Olvídate de la perfección. Las fiestas de navidad no son una competencia ni son solo regalos y comida. Las fiestas son celebración y para eso no necesitas mucho.

Usa tu imaginación al decorar, cocinar y arreglarte. Las tradiciones son bellas pero no están escritas en roca ¿quién dijo que solo tamales se pueden comer en navidad? Crea una cena diferente, usa colores de decoración diferente y haz algo diferente con tu familia.

Entre más te enfoques en no sentirte bien más melancolía atraerás. No pienses tanto en lo que se supone es la navidad actúa prepárate para celebrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada