"Remedios Naturales usos y propiedades"





Aquí aprenderás sobre las hierbas y los suplementos, los remedios caseros y las terapias alternativas (también conocidas como terapias complementarias, terapias naturales, tratamientos alternativos, tratamientos complementarios o tratamientos naturales). La medicina complementaria (también conocida como medicina natural, medicina alternativa o medicina integrada) incluye terapias como la homeopatía, la acupuntura, la quiropráxia o quiropráctica, los masajes o masoterapia, el tai chi, el qui gong, la oración o sanación a distancia, la colorterapia, la aromaterapia, la hipnosis o hipnoterapia, la reflexología, la meditación, la medicina china tradicional, la acupresión o digitopresión, el shiatsu, y el reiki. También incluye a los remedios naturales, las hierbas y los suplementos.

En esta sección podrás informarte sobre la eficacia o falta de eficacia de estos tratamientos así como las indicaciones y contraindicaciones para cada uno de ellos y sus peligros, si los hay. Cada remedio o tratamiento recibe una calificación de A (bueno) a F (malo) según la evidencia que existe sobre sus efectos en las diferentes condiciones.




5-HTP (5-Hidroxitriptofano)


Términos Relacionados

5-Hidroxitroptofano, Griffonia simplicifolia, L-5-HTP, L-5-Hidroxitroptofano, oxitriptán, Tript-OH, triptofán.
Nota: No debe confundírsele con el L-triptofán.
Historia

El 5-HTP es el precursor del agente neurotransmisor serotonina. Se le obtiene comercialmente a partir de las semillas de la planta Griffonia simplicifolia.
Se ha indicado el 5-HTP como tratamiento para muchas enfermedades. Existen algunas investigaciones que apoyan el uso del 5-HTP en el tratamiento de la ataxia cerebelar, dolor de cabeza, depresión, trastornos siquiátricos, fibromialgia y como supresor del apetito o agente para la pérdida de peso. No existe suficiente evidencia científica para apoyar el uso del 5-HTP para cualquier otra afección médica.
El 5-HTP puede causar molestias gastrointestinales, alteración del estado de ánimo, convulsiones o conteos anormales en la sangre. Algunos efectos secundarios reportados podrían provenir de contaminantes en los productos del 5-HTP.
Recientemente se ha despertado el interés por el uso del 5-HTP como agente terapéutico precursor del incremento en la producción de serotonina. El 5-HTP ha reemplazado al triptofano, que anteriormente se utilizaba para ese fin, pero se le ha relacionado con efectos secundarios graves.
El 5-HTP está clasificado como un fármaco huérfano para el tratamiento de las mioclonías post-anóxicas (síndrome de Lance Adams), una rara complicación a la resucitación cardiopulmonar exitosa.
Evidencia Científica

Usos:
Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.
Ataxia cerebelar
La ataxia cerebelar resulta de la incapacidad de una parte del cerebro para regular la postura corporal y los movimientos de las extremidades. El 5-HTP ha demostrado ser benéfico en algunas personas que tienen dificultades para pararse o caminar debido a la ataxia cerebelar. Sin embargo, la evidencia actual es confusa por lo que se requiere investigación adicional para establecer conclusiones.
Calificación B
Depresión
Los resultados de numerosos estudios en humanos indican que el 5-HTP puede ayudar en el tratamiento de la depresión. Sin embargo no se conoce si el 5-HTP es tan efectivo como las drogas antidepresivas que se prescriben comúnmente.
Calificación B
Fibromialgia
Existen pocas investigaciones que evalúan el uso del 5-HTP para la fibromialgia. La evidencia preliminar indica que el 5-HTP puede reducir el número de puntos de dolor así como la ansiedad e intensidad del dolor. También puede ayudar a mejorar la calidad del sueño, fatiga y rigidez en la mañana. Se requieren estudios adicionales con mayor número de personas para determinar cuál dosis puede ser efectiva y segura.
Calificación B
Dolores de cabeza
Existe evidencia a partir de varios estudios, tanto en niños como adultos, de que el 5-HTP puede ser efectivo para disminuir la severidad y frecuencia de los dolores de cabeza, dolores de cabeza por tensión y migrañas. La cantidad de medicamentos para aliviar el dolor disminuiría cuando se tomasen junto con el 5-HTP; sin embargo, muchos de los estudios disponibles indican que gran variedad de los medicamentos farmacéuticos ya comprobados pueden actuar de mejor manera que el 5-HTP en el tratamiento de los dolores de cabeza, por lo que se requiere investigación adicional.
Calificación B
Obesidad
El 5-HTP inhibe el comportamiento alimenticio en animales, al alterar la serotonina en el cerebro. Los estudios en humanos también indican que el 5-HTP puede reducir los comportamientos alimenticios, disminuir la ingesta calórica y promover la pérdida de peso en individuos obesos. Se requieren estudios mayores y de buen diseño que comparen el 5-HTP con drogas supresoras del apetito que se venden con receta médica, antes de ofrecer recomendaciones.
Calificación B
Alcoholismo (síntomas de abandono)
La evidencia preliminar indica que el 5-HTP puede disminuir los síntomas de abandono del alcohol. Se requiere investigación adicional para confirmar tales resultados.
Calificación C
Síndrome de Down
La evidencia preliminar para el uso del 5-HTP en niños con síndrome de Down ofrece resultados insignificantes. Se requiere investigación adicional.
Calificación C
Trastornos siquiátricos
Se ha indicado que el 5-HTP puede reducir los síntomas sicóticos y de manía o ayudar en los trastornos de pánico; sin embargo, los estudios en personas con esquizofrenia han arrojado resultados diferentes. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones.
Calificación C
Trastornos del sueño
La evidencia actual en relación al uso del 5-HTP para los trastornos del sueño es insuficiente. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones.
Calificación C
Trastornos de mioclonía
Aunque el 5-HTP se ha estudiado para el tratamiento de varios síndromes de mioclonía y epilepsia, las investigaciones disponibles no apoyan el uso del 5-HTP para tales trastornos.
Calificación C
*Clave para las Calificaciones:
A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.
Agresión, alcoholismo, enfermedad de Alzheimer, anorexia, trastorno de déficit de atención con hiperactividad, trastorno bipolar, bulimia nervosa, tos, delirium tremens, diabetes, digestión, mareos, distonía (espasmos musculares), trastornos alimenticios (ingesta de comida de manera desenfrenada), epilepsia, trastornos oculares (oftalmoplejía), hepatitis, infección por virus herpes (síndrome de Ramsey Hunt), trastornos hormonales, inflamaciones, insomnio, trastornos del estado de ánimo, trastornos neurológicos (síndrome de Lesch Nyhan), trastorno compulsivo obsesivo, dolor, trastorno por pánico, enfermedad de Parkinson, fenilquetonuria, síndrome premenstrual, sicosis (inducida por LSD), síndrome de piernas inquietas, trastorno afectivo estacional, trastornos convulsivos, disfunción sexual.
Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.
Adultos (18 años y mayores)

En general en ensayos clínicos controlados y en su mayoría realizados de manera aleatoria, se administraron dosis bajas de 5-HTP durante un corto período de tiempo. Una de las dosis comunes utilizadas fue de 300 miligramos por día, para el tratamiento de la depresión y el dolor de cabeza. Sin embargo, una serie de casos demostró tolerabilidad a dosis tan altas como de 1,600 miligramos al día ó 16 miligramos por kilogramo al día, durante 12 meses. En un estudio se recomendaba iniciar una terapia con dosis bajas (50 miligramos tres veces al día) e incrementar la dosis gradualmente hasta reducir los efectos secundarios tales como náuseas. Se recomienda el uso de tabletas cubiertas entéricas para incrementar la absorción y disminuir los efectos secundarios gastrointestinales.
Niños (menores de 18 años)

La información existente es insuficiente para recomendar el uso del 5-HTP en niños y no se recomienda por sus efectos secundarios potenciales. Sin embargo, se han utilizado 100 miligramos al día durante 12 semanas, para el dolor de cabeza.
Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.
Alergias

Debe evitarse en personas con alergias conocidas o hipersensibilidad al 5-HTP. Los signos de alergias pueden incluir brotes, picor o falta de aliento. También se han reportado casos de urticaria.
Efectos secundarios y advertencias

Aunque el 5-HTP aparentemente es bien tolerado, su uso debe ser supervisado por un médico debido a los potenciales efectos secundarios serios. Se han reportado casos de síndrome de eosinofilia mialgia y aunque no se ha establecido con precisión el efecto del 5-HTP en estos casos, se sugiere que estos efectos adversos fueron causados por la presencia de contaminantes en algunos lotes. En 1989, se relacionaron varios miles de casos de síndrome de eosinofilia mialgia a la ingestión de L-triptofano contaminado. Debe evitarse en pacientes con síndromes de eosinofilia.
Se han reportado casos de palpitaciones, disminución de la presión arterial, mialgia (dolor muscular), debilidad, rabdomiolisis (destrucción del músculo esquelético), eosinofilia (número elevado de células blancas), náuseas, vómito, dolor abdominal, acidez estomacal, diarrea, flatulencia (gases) y alteración del sabor. La iniciación del tratamiento de manera lenta y la utilización de tabletas con recubrimiento entérico han disminuido los efectos secundarios gastrointestinales.
Se ha reportado la aparición ocasional de adormecimiento, mareos, vértigo, somnolencia, insomnio y dolor de cabeza. También se han reportado casos de manía y euforia. Al utilizar el 5-HTP para mejorar el tono muscular se reportaron episodios de síndrome convulsivo similares a los espasmos infantiles en nueve de 60 pacientes con síndrome de Down. La actividad convulsiva se desarrolló después de varios meses. A pesar de la posible eficacia del 5-HTP para el síndrome de Down, no se recomienda el uso de 5-HTP en pacientes con este síndrome.
Otros de los efectos secundarios potenciales de la ingesta del 5-HTP por vía oral puede ser desinhibición pasajera, euforia, irritabilidad, estado de ánimo deprimido, inquietud, dicción rápida, ansiedad, agresividad y agitación. En pocos casos se ha reportado ganancia de peso. En contraste, también se ha reportado anorexia y en un solo caso se notó amenorrea (ausencia de menstruación).
Los pacientes que recibieron carbidopa (un medicamento contra la enfermedad de Parkinson) y 5-HTP por largo plazo, tuvieron reducciones en el colesterol total, bradicardia (disminución del ritmo cardiaco), hipomanía (manía leve), morfea pseudobullous (enfermedad degenerativa crónica que afecta las articulaciones, piel y órganos internos) y enfermedad similar a la esclerodermia.
Un derivado intravenoso del 5-HTP llamado gama-L-glutamil 5-HTP administrado durante una hora causó retención de sodio. Se desconoce si este efecto fue resultado de la formulación, la ruta de administración o la velocidad de infusión.
Debe usarse con precaución en pacientes con insuficiencia renal (riñón) debido a que el 5-HTP se elimina por vía renal.
Embarazo y lactancia

No se recomienda el 5-HTP en mujeres embarazadas y lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible. El riesgo de contaminantes encontrados en productos del 5-HTP previene aún más su uso durante el embarazo. El 5-HTP puede incrementar la prolactina, una hormona necesaria para la producción de leche; debe evitarse el uso del 5-HTP durante la lactancia.
Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.
Interacciones con drogas

Cuando se utiliza el 5-HTP con drogas que actúan sobre el sistema nervioso central, puede incrementarse el riesgo de ocasionar efectos adversos. Dentro de los ejemplos de tales drogas están carbidopa, fluoxetina (Prozac®), buspirona (Buspar®), fenelzina (Nardil®), amitriptilina (Elavil®), fenobarbital, trazodone (Desyrel®), venlafaxina (Effexor®), tramadol (Ultram®), sumatriptán (Imitrex®), mirtazapina (Remeron®) y pindolol. Los pacientes que experimenten dolores musculares, fiebre u otras anormalidades cuando toman 5-HTP con otras drogas deben notificar inmediatamente a un profesional de la salud. En contraste, medicamentos tales como la metisergida o ciproheptadina pueden reducir los efectos del 5-HTP.
El 5-HTP puede aumentar el efecto serotonérgico de los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina. Como el 5-HTP incrementa los niveles de serotonina cuando se le combina con los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina, el nivel de serotonina puede elevarse tanto que se produce el síndrome de serotonina. Reportes anecdóticos relacionan el zolpidem a la exacerbación de alucinaciones cuando se toma junto con los inhibidores de recaptación de serotonina. Su utilización conjunta con el 5-HTP puede ocasionar un efecto similar. Los receptores antagonistas de serotonina tales como metisergida y ciproheptadina pueden disminuir la eficacia del 5-HTP.
El uso concomitante de los inhibidores específicos de recaptación de serotonina y de los inhibidores de la monoamina oxidasa (MAOI) pueden causar síndrome de serotonina. La acumulación del 5-HTP puede potenciar el efecto antidepresivo de los medicamentos MAOI y disminuir el tiempo de recuperación de la depresión.
El Losartan® (bloqueador del receptor de la angiotensina) puede causar una disminución en los niveles de la serotonina pineal.
La administración del 5-HTP con los inhibidores de la decarboxilasa puede aumentar la concentración del plasma y la semivida del 5-HTP.
El 5-HTP puede causar supresión de la ingesta alimenticia cuando se toma junto con fenfluramina.
El carbonato de litio puede aumentar la sensibilidad del receptor de la serotonina, mientras que los antidepresivos tricíclicos y los antidepresivos de segunda generación pueden disminuir la sensibilidad del receptor de serotonina.
Reportes anecdóticos señalan que el uso concomitante de reserpina y el 5-HTP puede ocasionar reacciones hipertensoras (presión arterial alta).
El incremento de cortisol en el plasma inducido por el 5-HTP puede bloquearse al administrar ritanserina, un antagonista del 5-HT2/5-HT1C.
Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

En teoría, L-tirosina, adenosil-L-metionina, triptofán, vitamina B6, cromo, melatonina, niacina, SAMe, hierba de San Juan, hierbas y suplementos que tengan actividad inhibidora de la monoamina oxidasa (MAOI) y el magnesio pueden incrementar los efectos generales o los efectos secundarios relacionados con el 5-HTP.
Información del Autor/Actualización

Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).
Referencias


Angst J, Woggon B, Schoepf J. The treatment of depression with L-5-hydroxytryptophan versus imipramine. Results of two open and one double-blind study. Arch.Psychiatr.Nervenkr. 10-11-1977;224(2):175-186. Ver Abstracto
Bartholome K, Byrd DJ. Letter: L-dopa and 5-hydroxytryptophan therapy in phenylketonuria with normal phenylalanine-hydroxylase activity. Lancet 11-22-1975;2(7943):1042-1043. Ver Abstracto
Belongia EA, Hedberg CW, Gleich GJ, et al. An investigation of the cause of the eosinophilia-myalgia syndrome associated with tryptophan use. The New England Journal of Medicine 8-9-1990;323(6):357-365. Ver Abstracto
Birdsall, T. C. 5-Hydroxytryptophan: a clinically-effective serotonin precursor. Altern Med Rev 1998;3(4):271-280. Ver Abstracto
Bono G, Micieli G, Sances, G, et al. L-5HTP treatment in primary headaches: an attempt at clinical identification of responsive patients. Cephalalgia 1984;4(3):159-165. Ver Abstracto
Caruso I, Sarzi Puttini P, Cazzola M, et al. Double-blind study of 5-hydroxytryptophan versus placebo in the treatment of primary fibromyalgia syndrome. J Int Med Res. 1990;18(3):201-209. Ver Abstracto
De Giorgis G, Miletto R, Iannuccelli M, et al. Headache in association with sleep disorders in children: a psychodiagnostic evaluation and controlled clinical study–L-5-HTP versus placebo. Drugs Exp.Clin Res. 1987;13(7):425-433. Ver Abstracto
Nolen WA, van de Putte JJ, Dijken WA, et al. L-5HTP in depression resistant to re-uptake inhibitors. An open comparative study with tranylcypromine. Br.J Psychiatry 1985;147:16-22. Ver Abstracto
Poldinger W, Calanchini B, Schwarz W. A functional-dimensional approach to depression: serotonin deficiency as a target syndrome in a comparison of 5-hydroxytryptophan and fluvoxamine. Psychopathology 1991;24(2):53-81. Ver Abstracto
Puttini PS, Caruso I. Primary fibromyalgia syndrome and 5-hydroxy-L-tryptophan: a 90-day open study. J Int Med Res. 1992;20(2):182-189. Ver Abstracto
Shaw K, Turner J, Del Mar C. Tryptophan and 5-hydroxytryptophan for depression. Cochrane Database.Syst Rev 2002;(1):CD003198. Ver Abstracto
Takahaski S, Kondo H, Kato N. Effect of L-5-hydroxytryptophan on brain monoamine metabolism and evalutaion of its clinical effect in depressed patients. Journal of Psychiatric Research 1975;12:177-187. Ver Abstracto
Thomson J, Rankin H, Ashcroft GW, et al. The treatment of depression in general practice: a comparison of L- tryptophan, amitriptyline, and a combination of L-tryptophan and amitriptyline with placebo. Psychol Med 1982;12(4):741-751. Ver Abstracto
Titus F, Davalos A, Alom J, et al. 5-Hydroxytryptophan versus methysergide in the prophylaxis of migraine. Randomized clinical trial. Eur.Neurol. 1986;25(5):327-329. Ver Abstracto
Trouillas P, Brudon F, Adeleine P. Improvement of cerebellar ataxia with levorotatory form of 5- hydroxytryptophan. A double-blind study with quantified data processing. Arch.Neurol. 1988;45(11):1217-1222.


Abuta (Cissampelos pareira)


Términos Relacionados

Abuta fluminum, Abuta grandifolia, Abuta grisebachii, Abuta panurensis, abutua, aristoloche lobee, barbasco, bejuco de cerca, bejuco de ratón, butua, falsa pareira, feuille coeur, gasing-gasing, ice vine, imchich masha, liane patte cheval, Menispermáceas, pareira, pareira brava, patacón, velvetleaf.

Historia

La abuta crece en la cuenca amazónica y otras áreas tropicales húmedas del mundo. Se le conoce como “hierba de las comadronas” en Suramérica y se le usa para tratar gran variedad de padecimientos femeninos. En algunas partes del mundo se utiliza la abuta para reducir la fiebre, la inflamación y el dolor. En Estados Unidos se le utiliza principalmente para afecciones menores del sistema reproductor tales como calambres menstruales.
La abuta puede funcionar como un emenagogo (estimulante del flujo menstrual). Sin embargo, no existen ensayos clínicos en humanos para determinar la seguridad y efectividad de la planta de abuta en el ciclo menstrual. Se requiere investigación adicional antes de ofrecer recomendaciones.
Los usos documentados en la medicina tradicional indican que se le ha utilizado como diurético (incremento del flujo de orina), expectorante (expulsión de la flema), emenagogo y antipirético (reducción de la fiebre). También se le ha utilizado para la prevención de abortos, aliviar el sangrado menstrual abundante y detener las hemorragias uterinas (sangrado). También se ha utilizado la corteza de abuta pulverizada contra las afecciones menstruales.
Evidencia Científica

Usos:
Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.
Grade*
No existen estudios disponibles adecuados para incluirla en la tabla de evidencia científica.
*Clave para los grados:
A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.
Acné, anemia, antiplasmodial, afrodisíaco, asma, furúnculos, bronquitis, quemaduras, tónico cerebral, escalofríos, cólera, resfriados, cólicos, estreñimiento, convulsiones, tos, cistitis (inflamación de la vejiga), delirio, analgesia dental (dolor dental), diabetes, diarrea, digestión, diurético, mordeduras de perros, hidropesía (edema), disentería (diarrea severa), dispepsia (molestia estomacal), erisipelas (infección bacteriana en la piel), expectorante (expulsión de la flema), infecciones oculares, fertilidad (femenina), fiebre, hematuria (sangre en la orina), hemorragia (sangrado), hipercolesterolemia (colesterol alto), hipertensión (presión arterial alta), insecticida, picor, ictericia, cálculos renales, leucorrea (flujo vaginal), malaria, molestia menstrual, nefritis, palpitaciones, trabajo de parto (alumbramiento), purgante, dolores prenatales y postnatales, rabia, reumatismo, mordeduras de serpientes, llagas, estimulante, estimulante del flujo menstrual, dolor de estómago, tónico, dolor dental, tifoidea, enfermedades venéreas, heridas.
Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.
Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de la abuta. Se han utilizado 1-2 gramos de corteza de abuta pulverizada en tabletas o cápsulas dos veces al día. También se ha utilizado una tintura de 4:1 de abuta, en dosis de 2-4 mililitros al día.
Niños (menores de 18 años)

La evidencia científica disponible es insuficiente para recomendar el uso de la abuta en niños.
Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.
Alergias

Los individuos con alergias reconocidas o hipersensibilidad a la abuta o a cualquier componente de la fórmula no deben tomarla.
Efectos secundarios y advertencias

Actualmente, no existe evidencia científica suficiente acerca de la seguridad de la abuta. No se recomienda su uso en mujeres embarazadas debido a los posibles efectos de inducción de abortos, aunque esta área es objeto de controversia.
Es de advertir que muchas plantas relacionadas con la abuta lucen iguales a ella; algunos productos de la abuta puede estar contaminados con estas plantas.
Embarazo y lactancia

No se recomienda la abuta para mujeres embarazadas o lactantes; se considera que la abuta puede provocar abortos, aunque esta área es objeto de controversia.
Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.
Interacciones con drogas

Actualmente, la evidencia científica que describe las interacciones de las drogas y la abuta es insuficiente.
Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Actualmente, la evidencia científica que describe las interacciones de las hierbas y suplementos dietéticos y la abuta es insuficiente.
Información del Autor/Actualización

Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).
Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.
Ahmad R, Cava MP. Grisabine and grisabutine, new bisbenzylisoquinoline alkaloids from Abuta grisebachii. J Org Chem 6-24-1977;42(13):2271-2273. Ver Abstracto
Amresh Reddy GD, Rao CV, Shirwaikar A. Ethnomedical value of Cissampelos pareira extract in experimentally induced diarrhoea. Acta Pharm 2004;54(1):27-35. Ver Abstracto
Anwer F, Popli SP, Srivastava RM, et al. Studies in medicinal plants. 3. Protoberberine alkaloids from the roots of Cissampelos pareira Linn. Experientia 10-15-1968;24(10):999. Ver Abstracto
Basu DK. Studies on curariform activity of hayatinin methochloride, an alkaloid of Cissampelos pareira. Jpn J Pharmacol 1970;20(2):246-252. Ver Abstracto
Bhatnagar AK, Popli SP. Chemical examination of the roots of Cissampelos pareira Linn. V. Structure and stereochemistry of hayatidin. Experientia 4-15-1967;23(4):242-243. Ver Abstracto
Cava MP, Saa JM, Lakshmikantham MV, et al. Panurensine and norpanurensine, new bisbenzylisoquinoline alkaloids from Abuta panurensis. J Org Chem 9-5-1975;40(18):2647-2649. Ver Abstracto
Ciccia G, Coussio J, Mongelli E. Insecticidal activity against Aedes aegypti larvae of some medicinal South American plants. J Ethnopharmacol 2000;72(1-2):185-189. Ver Abstracto
Fischer DC, Amorim Gualda NC, Bachiega D, et al. In vitro screening for antiplasmodial activity of isoquinoline alkaloids from Brazilian plant species. Acta Trop 2004;92(3):261-266. Ver Abstracto
Galeffi C, Scarpetti P, Marini-Bettolo GB. New curare alkaloids. II. New bisbenzylisoquinoline alkaloids from Abuta grisebachii (Menispermaceae). Farmaco [Sci] 1977;32(12):853-865. Ver Abstracto
Kupchan SM, Patel AC, Fujita E. Tumor inhibitors. VI. Cissampareine, new cytotoxic alkaloid from Cissampelos pareira. Cytotoxicity of bisbenzylisoquinoline alkaloids. J Pharm Sci 1965;54(4):580-583. Ver Abstracto
Morita H, Matsumoto K, Takeya K, et al. Structures and solid state tautomeric forms of two novel antileukemic tropoloisoquinoline alkaloids, pareirubrines A and B, from Cissampelos pareira. Chem Pharm Bull (Tokyo) 1993;41(8):1418-1422. Ver Abstracto
Ramirez I, Carabot A, Melendez P, et al. Cissampeloflavone, a chalcone-flavone dimer from Cissampelos pareira. Phytochemistry 2003;64(2):645-647. Ver Abstracto
Steele JC, Simmonds MS, Veitch NC, et al. Evaluation of the anti-plasmodial activity of bisbenzylisoquinoline alkaloids from Abuta grandifolia. Planta Med 1999;65(5):413-416. Ver Abstracto
Sur RN, Pradhan SN. Studies on cissampelos alkaloids. I. Action of hayatin derivatives on the central nervous system of cats and dogs. Arch Int Pharmacodyn Ther 11-1-1964;152:106-114.



Acai (Euterpe oleracea)


Términos Relacionados

Acai, açaí, acaí, acai preto, acaí-do-Pará, flor de asaí, palmera de asaí, acaizeiro, palma amazónica, baya de la palma amazónica, antocianinas, asai, ashaí, assaí, palma de la col, calcio, cansin, (+)-catequina, chonta, cianidina, cianidina 3-diglucósido, cianidina 3-glucósido, cianidina 3-rutósido, ácido elágico, epicatequina, Euterpe badiocarpa, Euterpe oleracea, Euterpe oleracea Mart., ácido ferúlico, flavonoides, ácido gálico, guasai, hasabis, hausai, heart of palm, huai, hierro, jicara, juçara, manac, manaka, manicole, MonaVie Active™, ácido oleico monoinsaturado, morroke, naidí, ácidos grasos omega 6, ácidos grasos omega 9, OptiAcai™, palisade pine, palm heart, palmito, palmiteiro, panan, ácido p-cumárico, pelaronidin 3-glucósido fosforoso, ácido p-hidroxibenzoico, fitonutrientes, fitoesteroles, pina, pinau, pinot, piriá, potasio, prasara, procianidinas, ácido protocatecuico, saké, uassi, ungurahua, ácido vainíllico, vinho de acai, vitamina B1, B2, B3, C y E, wasei, wapoe, yisara, yuyu chonta.
Historia

La palmera de asaí (Euterpe oleracea) es originaria de la región tropical de América Central y América del Sur, y crece principalmente en llanuras aluviales y pantanos. Si bien del tallo interior blando se extrae el palmito, el asaí es más conocido por su fruto violeta rojizo. El asaí ha sido un alimento tradicional de los pueblos indígenas del Amazonas durante cientos de años. Las bebidas a base de asaí se preparan extrayendo el jugo de la piel y la pulpa del fruto.
En los últimos tiempos, los estudios sobre el fruto del asaí se han centrado en sus posibles propiedades antioxidantes. El fruto del asaí también ha demostrado actividad anticancerígena y antiinflamatoria. El asaí también se muestra promisorio como agente de contraste para el uso en la obtención de imágenes por resonancia magnética (MRI), un procedimiento no invasivo que genera vistas tridimensionales de órganos o estructuras internas. Actualmente, no existe evidencia suficiente en humanos para apoyar el uso del asaí en cualquier afección.
Evidencia Científica

Usos:
Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.
Grade*
No existen estudios disponibles adecuados para incluirla en la tabla de evidencia científica.
*Clave para los grados:
A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.
Acné, envejecimiento, alcoholismo, anemia, antibacteriano, antiinflamatorio, antimicrobiano, antioxidante, antiviral (actividad contra rotavirus humano), astringente, ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias), anticonceptivo, purificador de la sangre, cáncer, diabetes, diarrea, ayuda digestiva, energizante, fiebre, uso alimenticio, caída del pelo, enfermedad cardíaca, hemorragia, hepatitis, presión arterial alta, colesterol alto, estimulante inmunológico, ictericia, problemas renales, enfermedad hepática, imágenes por resonancia magnética (agente de contraste), paludismo, dolores menstruales, dolores musculares, parásitos, disfunción sexual, cuidado de la piel, lesiones cutáneas causadas por el sol, úlceras, pérdida de peso, arrugas.
Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.
Adultos (18 años y mayores):

No existe una dosis eficaz o segura comprobada para el asaí en adultos.
Niños (menores de 18 años):

No existe una dosis eficaz o segura comprobada para el asaí en niños.
Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.
Alergias

Evitar en personas con alergia o hipersensibilidad conocida al asaí (Euterpe oleracea) o a sus componentes.
Efectos secundarios y advertencias

El asaí tiende a ser seguro cuando se lo usa en cantidades alimenticias.
El asaí puede agravar o generar hipertensión (presión arterial alta) o edema (hinchazón). También puede agravar o generar trastornos gastrointestinales (úlceras o hemorragia intestinal).
Usar con prudencia si se toman inhibidores de la COX-1 o COX-2.
Algunos productos del asaí contienen guaraná. La guaraná, que contiene cafeína, se suele utilizar como supresor del apetito y como estimulante.
Embarazo y lactancia

El asaí no se recomienda en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible.
Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.
Interacciones con drogas

El asaí puede tener propiedades bloqueadoras de la COX-1 y COX-2. Usar de forma prudente con medicamentos antiinflamatorios.
El asaí ha sido utilizado como agente de contraste oral en estudios clínicos experimentales para la obtención de imágenes por resonancia magnética (MRI) del tracto gastrointestinal y por lo tanto, puede afectar a la obtención de imágenes o interactuar con otros agentes de contraste orales.
Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El asaí puede tener propiedades bloqueadoras de la COX-1 y COX-2. Usar de forma prudente con medicamentos antiinflamatorios.
La pulpa y la piel del fruto del asaí en polvo, congeladas y secadas, pueden tener actividad antioxidante. Usar de forma prudente con agentes antioxidantes debido a sus posibles efectos aditivos.
El asaí ha sido utilizado como agente de contraste oral en estudios clínicos experimentales para la obtención de imágenes por resonancia magnética (MRI) del tracto gastrointestinal y por lo tanto, puede afectar a la obtención de imágenes o interactuar con otros agentes de contraste orales.
Algunos productos del asaí contienen guaraná. La guaraná, que contiene cafeína, se suele utilizar como supresor del apetito y como estimulante.
Información del Autor/Actualización

Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).
Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.
Cordova-Fraga T, de Araujo DB, Sanchez TA, et al. Euterpe Oleracea (Acai) as an alternative oral contrast agent in MRI of the gastrointestinal system: preliminary results. Magn Reson Imaging 2004;22(3):389-393. Ver Abstracto
Del Pozo-Insfran D, Percival SS, Talcott ST. Acai (Euterpe oleracea Mart.) polyphenolics in their glycoside and aglycone forms induce apoptosis of HL-60 leukemia cells. J Agric.Food Chem 2-22-2006;54(4):1222-1229. Ver Abstracto
Sangronis E, Teixeira P, Otero M, et al. [Manaca, sweet potato and yam: possible substitutes of wheat in foods for two ethnic population in Venezuelan Amazon]. Arch Latinoam.Nutr 2006;56(1):77-82. Ver Abstracto
Schauss AG, Wu X, Prior RL, et al. Antioxidant capacity and other bioactivities of the freeze-dried Amazonian palm berry, Euterpe oleraceae mart. (acai). J Agric.Food Chem 11-1-2006;54(22):8604-8610




Aceite de amaranto (Amaranthus L.)

Términos Relacionados

Achís, achita, amaranto africano, espinaca africana, alegra, amarante, grano de amaranto, híbrido de amaranto, aceite de semilla de amaranto, amaranth tender, Amarantáceas (familia), amarantoidea, Amaranthus acanthochiton, Amaranthus acutilobius, Amaranthus albus, Amaranthus arenicola, Amaranthus australis, Amaranthus bigelovii, Amaranthus blitoides, Amaranthus blitum, Amaranthus brownie, Amaranthus californicus, Amaranthus cannabinus, Amaranthus caudatus, Amaranthus chihuahuensis, Amaranthus chlorostachys, Amaranthus crassipes, Amaranthus crispus, Amaranthus cruentus, Amaranthus deflexus, Amaranthus dubius, Amaranthus edulis, Amaranthus fimbriatus, Amaranthus floridanus, Amaranthus gangeticus, Amaranthus graecizans, Amaranthus greggii, Amaranthus hybridus, Amaranthus hypochondriacus, Amaranthus leucocarpus, Amaranthus lineatus, Amaranthus lividus, Amaranthus mantegazzianus, Amaranthus minimus, Amaranthus muricatus, Amaranthus obcordatus, Amaranthus palmeri, Amaranthus paniculus, Amaranthus polygonoides, Amaranthus powelii, Amaranthus pringlei, Amaranthus pumilus, Amaranthus quitensis, Amaranthus retroflexus, Amaranthus rudis, Amaranthus scleropoides, Amaranthus spinosus, Amaranthus standleyanus, Amaranthus thunbergii, Amaranthus torreyi, Amaranthus tricolor, Amaranthus tuberculatus, Amaranthus viridis, Amaranthus watsonii, Amaranthus wrightii, amaranto, amarantos, arowo jeta, ataco, amaranto australiano, azorubin, bayam, bayam bhaji, bayam hedjo, bigelow’s amaranth, biteku teku, bledos, blero spinach, bondue, bone-bract amaranth, brown’s amaranth, buautli, bush greens, calaloo, calalu, amaranto de California, California pigweed, callaloo, careless weed, amaranto chihuahua, espinaca china, choito, coimicoyo, amaranto común, common waterhemp, crispleaf amaranth,

Historia

El amaranto se cultiva en el continente asiático y americano, y se recolecta principalmente por su grano, el cual se usa como fuente alimenticia para pan, pasta y alimentos para bebés.
Se ha mostrado que el aceite de amaranto disminuye el colesterol y los niveles de lípidos cuando se ingiere con una dieta baja en sodio y saludable para el corazón. Sin embargo, otros estudios han mostrado que el consumo conjunto de amaranto con una dieta baja en grasa no tiene efecto en los niveles de colesterol de pacientes con colesterol alto. Las investigaciones preliminares también han mostrado que el aceite de amaranto puede disminuir el azúcar en la sangre.
No existe suficiente evidencia científica de algún efecto del amaranto para ninguna indicación. Se necesitan investigaciones de buena calidad antes de poder ofrecer recomendaciones.
Evidencia Científica

Usos:
Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.
Antioxidante
Existe evidencia limitada que indica que el amaranto puede tener propiedades antioxidantes cuando se combina con una dieta saludable para el corazón. Se necesitan estudios adicionales antes de poder emitir conclusiones.
Califiación C
Enfermedad del corazón
El consumo conjunto de amaranto con una dieta baja en sodio y saludable para el corazón disminuyó el colesterol y la presión arterial en pacientes con enfermedad del corazón. Sin embargo, se requieren evidencias adicionales antes de poder ofrecer recomendaciones en esta área.
Calificación C
Funcionamiento del sistema inmunológico
Existe evidencia limitada que indica que el amaranto puede estimular el sistema inmunológico cuando se combina con una dieta saludable para el corazón en pacientes con enfermedad del corazón y colesterol alto. Sin embargo, se necesitan estudios adicionales del amaranto solo en esta área.
Calificación C
Visión nocturna
Investigaciones preliminares indican que el consumo de hojas de amaranto puede mejorar la ceguera nocturna. Sin embargo, se necesitan más estudios antes de poder ofrecer recomendaciones.
Calificación C
Clave para las Calificaciones:
A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.
Sangrado menstrual anormal, alergias, antibacteriano, antifúngico, antiviral, artritis, asma, astringente, úlceras por permanecer en cama, quemaduras, cáncer, úlceras bucales, usos cosméticos, diabetes, diarrea, digestión, diurético, eczema, energía, presión arterial alta, colesterol alto, inflamación, picaduras de insectos, leucorrea (descarga vaginal), prevención de cáncer de pulmón, sangrado nasal, suplemento nutricional (fórmulas/cereales para bebés, niños pediátricos, preescolares), dolor, soriasis, salpullidos, úlceras, cuidado de heridas.
Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.
Adultos (18 años y mayores)

Se puede preparar un té adicionando 1 cucharadita de hojas de amaranto a 1 taza de agua fría y consumir de 1 a 2 tazas por día. Como antioxidante, se han usado entre 200 y 400 miligramos diarios de escualeno, un componente del amaranto. Para mejorar el funcionamiento inmunológico, se han empleado 600 miligramos diarios de escualeno. Para enfermedad del corazón, se ha utilizado una dosis diaria de 18 miligramos de aceite de amaranto durante 3 semanas. Para la visión nocturna, se ha usado una dosis diaria de 850 microgramos equivalentes de retinol en forma de hojas de amaranto en mujeres embarazadas durante 6 días a la semana por 6 semanas.
Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de amaranto en niños.
Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.
Alergias

Debe evitarse si existe alergia o sensibilidad al amaranto.
Efectos secundarios y advertencias

La evidencia que existe acerca de los efectos adversos del amaranto es limitada. El amaranto puede contener altos niveles de cadmio, nitratos, proteínas anti-tripsinas y factores termolábiles, los cuales pueden afectar el sistema nervioso. Además, el amaranto que se cultiva en suelos ricos en nitrógeno puede causar problemas de salud. Debido a su alto contenido de oxalatos, el amaranto debe usarse con cautela en personas con trastornos renales.
El amaranto puede disminuir los niveles de serotonina, puede aumentar o disminuir el funcionamiento inmunológico y debe usarse con cautela en pacientes con trastornos inmunológicos o que ingieren drogas, hierbas o suplementos que afectan el sistema inmunológico.
El amaranto puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución a pacientes con diabetes o hipoglucemia, y a quienes ingieren drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Puede ser necesario que un profesional de la salud calificado monitoree los niveles de glucosa en la sangre y que deban hacerse ajustes de los medicamentos.
El amaranto puede disminuir la presión arterial. Se aconseja precaución a pacientes con presión arterial baja o que ingieren drogas, hierbas o suplementos que afectan la presión arterial. Puede ser necesario monitorear la presión arterial y ajustar los medicamentos.
Embarazo y lactancia

Debido a la falta de evidencia científica disponible, no se recomienda el amaranto a mujeres embarazadas o lactantes.
Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.
Interacciones con drogas

El amaranto puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución cuando se usan medicamentos que también pueden reducir el azúcar en la sangre. A los pacientes que ingieren medicamentos para la diabetes por vía oral o inyección los debe monitorear de cerca un profesional de la salud calificado. Puede ser necesario ajustar los medicamentos.
El amaranto puede reducir la presión arterial. Se aconseja precaución cuando se usan medicamentos que también pueden disminuir la presión arterial. Puede ser necesario monitorear la presión arterial y ajustar los medicamentos.
El amaranto puede interactuar con antihistaminas, agentes que afectan el sistema inmunológico, agentes que afectan los ojos y agentes que afectan los riñones, y puede tener efectos aditivos a los de las drogas reductoras de lípidos.
Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El amaranto puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también pueden reducir el azúcar en la sangre. Los niveles de azúcar en la sangre deben monitorearse de cerca y puede ser necesario ajustar los medicamentos.
El amaranto puede reducir la presión arterial. Se aconseja precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también pueden disminuir la presión arterial. Puede ser necesario monitorear la presión arterial y ajustar los medicamentos.
El amaranto puede interactuar con antihistaminas, probióticos, agentes que afectan el sistema inmunológico, agentes que afectan los ojos y agentes que afectan los riñones; puede tener efectos aditivos con suplementos reductores de lípidos, suplementos que contienen fibra y suplementos minerales.
El amaranto puede afectar los niveles de suplementos que contienen aminoácidos y algunos ácidos grasos esenciales.
Información del Autor/Actualización

Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).
Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.
Chaturvedi A, Sarojini G, Nirmala G, et al. Glycemic index of grain amaranth, wheat and rice in NIDDM subjects. Plant Foods Hum Nutr. 1997;50(2):171-178. Ver Abstracto
Berger A, Gremaud G, Baumgartner M, et al. Cholesterol-lowering properties of amaranth grain and oil in hamsters. Int J Vitam Nutr Res. 2003;73(1):39-47. Ver Abstracto
Carlson BC, Jansson AM, Larsson A, et al. The endogenous adjuvant squalene can induce a chronic T-cell-mediated arthritis in rats. Am J Pathol. 2000;156(6):2057-2065. Ver Abstracto
Culpepper S, Grey T, Vencill W, et al. Glyphosate-resistant Palmer amaranth (Amaranthus palmeri) confirmed in Georgia. Weed Science 2008;620-626.
Gonor KV, Pogozheva AV, Kulakova SN, et al. [The influence of diet with including amaranth oil on lipid metabolism in patients with ischemic heart disease and hyperlipoproteidemia]. Vopr Pitan. 2006;75(3):17-21. Ver Abstracto
Haskell MJ, Pandey P, Graham JM, et al. Recovery from impaired dark adaptation in nightblind pregnant Nepali women who receive small daily doses of vitamin A as amaranth leaves, carrots, goat liver, vitamin A-fortified rice, or retinyl palmitate. Am J Clin Nutr. 2005;81(2):461-471. Ver Abstracto
Kim HK, Kim MJ, Cho HY, et al. Antioxidative and anti-diabetic effects of amaranth (Amaranthus esculantus) in streptozotocin-induced diabetic rats. Cell Biochem Funct. 2006;24(3):195-199. Ver Abstracto
Kim HK, Kim MJ, Shin DH. Improvement of lipid profile by amaranth (Amaranthus esculantus) supplementation in streptozotocin-induced diabetic rats. Ann Nutr Metab 2006;50(3):277-281. Ver Abstracto
Maier S, Turner N, Lupton J. Serum Lipids in Hypercholesterolemic men and women consuming oat bran and amaranth products. Cereal Chemistry 2000;77(3):297-302.
Martirosyan DM, Miroshnichenko LA, Kulakova SN, et al. Amaranth oil application for coronary heart disease and hypertension. Lipids Health Dis. 2007;6:1. Ver Abstracto
Negi PS, Roy SK. Changes in beta-carotene and ascorbic acid content of fresh amaranth and fenugreek leaves during storage by low cost technique. Plant Foods Hum Nutr. 2003;58(3):225-230. Ver Abstracto
Punita A, Chaturvedi A. Effect of feeding crude red palm oil (Elaeis guineensis) and grain amaranth (Amaranthus paniculatus) to hens on total lipids, cholesterol, PUFA levels and acceptability of eggs. Plant Foods Hum Nutr. 2000;55(2):147-157. Ver Abstracto
Reyes FG, Valim MF, Vercesi AE. Effect of organic synthetic food colours on mitochondrial respiration. Food Addit Contam 1996;13(1):5-11. Ver Abstracto
Shin DH, Heo HJ, Lee YJ, et al. Amaranth squalene reduces serum and liver lipid levels in rats fed a cholesterol diet. Br J Biomed Sci. 2004;61(1):11-14. Ver Abstracto
Shukla S, Bhargava A, Chatterjee A, et al. Mineral profile and variability in vegetable amaranth (Amaranthus tricolor). Plant Foods Hum Nutr. 2006;61(1):23-28.




                                              Aceite de menta (Mentha x piperita L.)

                                                 Términos Relacionados

Bálsamo de menta, menta negra, menta de brandy, menta crespa, Feullis de menthe, menta japonesa, Katzenkraut (alemán), menta de cordero, menta prima (italiano), Mentha arvenis L., var piperascens, Menthae piperitae aetheroleum (aceite de menta), Menthae piperita var officinalis, Menthae piperitae folium (hoja de menta), Menthe anglaise, Menthe poivre, Menthe poivree, Mentha piperita var vulgaris, Our Lady’s mint, pebermynte (danés), Pfefferminz (alemán), Porminzen, Schmecker, hierbabuena (Menta spicata L.), menta acuática (Mentha aquatica), menta blanca, WS (R) 1340.
Nota: La Mentha x villosa L. es una especie diferente de menta con una apariencia similar, que se usa principalmente como agente aromatizante.
Historia

La menta es una planta de florecimiento que crece por toda Europa y Norteamérica. La menta es ampliamente cultivada por su aceite fragante. El aceite de la menta se ha usado históricamente para numerosas afecciones de la salud, entre las que se incluyen síntomas comunes del resfriado, calambres, dolor de cabeza, indigestión, dolor de las coyunturas y náuseas. La hoja de la menta se ha usado para trastornos estomacales /intestinales y para la enfermedad de la vesícula.
Las plantas de la menta como la hierbabuena tienen una larga historia de uso medicinal que se remonta a Egipto, Grecia y Roma antiguos. El nombre científico de menta (Mentha x piperita) se deriva del nombre Mintha, una ninfa de la mitología griega quien se transformó en la planta y del latín piper que significa “pimienta”. Se cree que la menta es un cruce (híbrido) entre la hierbabuena y la menta acuática.
El aceite de menta se encuentra en cantidades grandes de aceite de la hierba, cápsulas de recubrimiento entérico, cápsulas gelatinosas y en forma líquida. En pequeñas dosis como en el té o en la goma de mascar, la menta se considera segura en personas saludables, mujeres no embarazadas y adultos no alérgicos. Los Estados Unidos es un gran productor de menta y los mayores mercados de aceite de menta son los fabricantes de goma de mascar, pasta de dientes, enjuague bucal y productos farmacéuticos.
Evidencia Científica

Usos:
Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.
Antiespasmódico (espasmos colónicos, esofágicos, gástricos)
Calificación B
El aceite de menta puede ser benéfico para reducir los espasmos durante y después de una endoscopia. Sin embargo, se necesita más investigación antes de hacer una recomendación firme.
Indigestión (dispepsia no ulcerosa)
Calificación B
Existe evidencia preliminar que indica que la combinación del aceite de menta con el aceite de alcaravea puede ser beneficiosa contra los síntomas de la dispepsia (acidez). Se debe destacar que la acidez puede ser un efecto secundario por el consumo del aceite de menta por vía oral. Los pacientes con acidez crónica deben estar bajo supervisión de un proveedor médico.
Síndrome del intestino irritable
Calificación B
La menta puede mejorar los síntomas del síndrome del intestino irritable. Se necesitan estudios adicionales antes de hacer una recomendación sólida.
Dolor de cabeza por tensión
Calificación B
Se ha probado la aplicación de aceite de menta diluido en la frente y en la sien en personas con dolor de cabeza. No es claro si éste es un tratamiento efectivo.
Tos
Calificación B
Actualmente hay pruebas insuficientes para determinar la eficacia del aceite de menta en el manejo de la tos.
Mal aliento
Calificación C
Investigaciones preliminares indican que limpiar la boca con una mezcla de aceita esencial del árbol de té diluido, menta y limón puede mejorar el mal aliento de pacientes en unidades de cuidado intensivo.
Sensibilidad de senos (prevención de pezones agrietados)
Calificación C
Utilizar gel de menta durante la lactancia puede ayudar a prevenir que los pezones se agrieten. Se necesita investigación adicional para confirmar estos hallazgos.
Trastornos digestivos funcionales
Calificación C
Investigaciones preliminares indican que ingerir aceite de menta por vía oral puede mejorar el vaciado gástrico. Por lo tanto, el aceite de menta puede ayudar en el tratamiento de trastornos digestivos. Sin embargo, esta investigación es preliminar y se necesitan estudios adicionales.
Congestión nasal
Calificación C
El mentol, un constituyente del aceite de menta, algunas veces se incluye en las preparaciones en forma de inhalación para la congestión nasal, incluidas las pomadas para fricción que se aplican en la piel y se inhalan. Se carece de una investigación de alta calidad en esta área.
Náuseas
Calificación C
No hay suficiente evidencia para estar a favor o en contra del uso del aceite de menta en el tratamiento de las náuseas. Mayores investigaciones son necesarias antes de hacer una recomendación firme.
Neuralgia post-herpética (dolor por herpes zoster)
Calificación C
Actualmente las investigaciones son insuficientes para determinar si existen beneficios del aceite de menta para el tratamiento de la neuralgia post-herpética.
Recuperación luego de una apoplejía
Calificación C
Se ha usado la aromaterapia con menta, lavanda y romero para reducir el dolor de hombro y mejorar la capacidad motora en pacientes que se recuperan de apoplejías. Aunque el tratamiento pareció tener efectos benéficos, no es claro si fue a causa del aceite de menta o de las otras dos hierbas. Se necesitan estudios adicionales que utilicen solamente el aceite de menta.
Infección del tracto urinario
Calificación C
El té de menta en adición a otras terapias se ha usado en el tratamiento de las infecciones del tracto urinario. No es claro si éste es un tratamiento efectivo y no es recomendable confiar en el té de menta por sí solo para tratar esta afección.
Mejoramiento de la vigilancia en las lesiones cerebrales (aromaterapia)
Calificación C
Actualmente hay carencia de pruebas para recomendar o no el uso del aceite de menta para afectar la vigilancia después de una lesión cerebral.
*Clave para las Calificaciones:
A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.
Antiácido, anorexia, antiviral, artritis, trastorno del conducto biliar, cáncer, varicela, colelitiasis (cálculos biliares), resfriado común, calambre, dismenorrea (dolor menstrual), enteritis, fiebre, fibromialgia, trastornos de la vesícula, gases (flatulencia), gastritis, gonorrea, íleo (postoperatorio), inflamación de la mucosa oral, gripe, cólico intestinal, piojos, trastornos del hígado, anestésico local, náuseas matutinas, trastornos de la motilidad, inflamación de la boca y garganta, repelente de mosquitos, enjuague bucal, dolor musculoesquelético, neuralgia (dolor de nervios), prurito (picor), infecciones respiratorias, dolor reumático, bloqueador solar, tendonitis, dolor de muela, urticaria, vómito.
Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.
Adultos (18 años y mayores)

El aceite de menta debe usarse con precaución ya que una dosis del elemento constituyente mentol mayor de 1 gramo por kilogramo de peso del cuerpo, puede ser mortal. Se han usado o estudiado para trastornos intestinales/digestivos dosis de 0.2 a 0.4 mililitros de aceite de menta en cápsulas de recubrimiento entérico, preparaciones diluidas o suspensiones tres veces al día por vía oral. Se ha aplicado sobre la piel (frente y sienes) 10% de aceite de menta (en metanol) varias veces al día para aliviar el dolor de cabeza. Algunas fuentes recomiendan el uso de preparaciones de aceite de menta sobre la piel no más de 3 a 4 veces al día. Para inhalación, de 3 a 4 gotas de aceite añadidas a 150 mililitros de agua caliente e inhaladas hasta tres veces al día o 1% a 5% de aceite esencial como ungüento nasal se usa para aliviar la congestión.
Se ha usado como infusión, de 3 a 6 gramos diarios de hoja de menta. Las dosis de otras preparaciones líquidas dependen de la concentración, por ejemplo se han tomado de 2 a 3 mililitros de tintura (1:5 en 45% de etanol) tres veces al día o 1 mililitro de licor (10% de aceite y 1% de extracto de hoja, mezclado con agua). También se han usado varias dosis de extracto de hierba seca, que comprenden de 0.8 gramo diario hasta 4 gramos tomados tres veces al día, aunque la seguridad no es clara.
Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente información disponible para recomendar con seguridad el uso de la hoja o el aceite de menta en niños.
Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.
Alergias

Las reacciones alérgicas/hipersensibilidad pueden ocurrir por el uso de la menta o el mentol por vía oral o aplicado sobre la piel, entre las que se incluyen cerramiento de la garganta (espasmo laríngeo), problemas de respiración (síntomas de constricción bronquial/asma) o brotes en la piel/urticaria/dermatitis por contacto. Las personas con conocimiento de alergias/hipersensibilidad a la hoja de la menta o al aceite deben evitar los productos a base de menta.
Efectos secundarios y advertencias

El aceite de menta puede ser seguro en pequeñas dosis, aunque es posible que se presenten varios efectos adversos. Cuando la menta se aplica sobre la piel se ha asociado con reacciones alérgicas/hipersensibilidad brotes en la piel/urticaria/dermatitis por contacto, úlceras/llagas bucales e irritación de los ojos. Ha ocurrido lesión pulmonar después de una inyección de aceite de menta. La ingestión del aceite de menta por vía oral puede causar dolor de cabeza, mareo, acidez, ardor en el ano, bajo ritmo cardiaco, o temblor muscular. Grandes dosis de aceite de menta ingeridas por vía oral han producido debilidad muscular, daño cerebral y convulsiones.
El aceite de menta se debe usar con precaución en personas con deficiencia de G6PD o enfermedad de la vesícula. No se recomienda el uso en infantes o niños por una potencial toxicidad.
El mentol, un elemento constituyente del aceite de menta cuyo contenido se encuentra en enjuagues bucales, pasta de dientes, cigarrillos mentolados y pomadas para fricción descongestionantes o pastillas para la tos, se ha asociado con varios efectos secundarios, como serias dificultades para respirar, asma, moretones en la piel (púrpura) y llagas en la boca. Aunque puede ser seguro en adultos no alérgicos, las dosis mayores pueden ser mortales en humanos o causar daño cerebral. El uso sobre la piel también puede causar brote, daño grave en la piel (necrosis) o daño en los riñones (nefritis intersticial). La inhalación de grandes dosis de mentol puede conducir al mareo, confusión, debilidad muscular, náusea o visión doble.
Embarazo y lactancia

El aceite de menta y el mentol deben evitarse durante el embarazo debido a información insuficiente y toxicidad potencial.
Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.
Interacciones con drogas

El aceite de menta por vía oral puede aumentar los niveles en la sangre de las drogas felodipino (Plendil®) y simvastatin (Zocor®). El aceite de menta incrementa los niveles de ciclosporina en la sangre. El aceite de menta sobre la piel con 5-fluoruracil (5FU) puede incrementar el índice de absorción del 5-FU.
El aceite de menta puede interferir con la forma como el cuerpo procesa ciertas drogas con el uso del sistema enzimático “citocromo P450″ del hígado. Como resultado, el nivel de estas drogas se puede incrementar en la sangre y puede aumentar los efectos o reacciones adversas potencialmente serias. Los pacientes bajo estos medicamentos deben revisar la información que se encuentra dentro del paquete y hablar con un proveedor médico calificado, incluso un farmacéutico, acerca de posibles interacciones.
La menta también puede interactuar con los antiácidos, otros bloqueadores del canal de calcio o drogas que reducen la presión arterial alta. Se recomienda precaución.
Interacciones con hierbas y suplementos

El aceite de menta puede interferir con la forma como el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos con el uso del sistema enzimático “citocromo P450″ del hígado. Como resultado, los niveles de otras hierbas o suplementos pueden ser muy elevados en la sangre. Puede también alterar los efectos que otras hierbas o suplementos posiblemente tengan sobre el sistema P450. Los pacientes bajo estos medicamentos debe revisar la información que se encuentra dentro del paquete y hablar con un proveedor médico calificado, incluso un farmacéutico acerca de posibles interacciones.
La menta también puede interactuar con hierbas y suplementos que aumentan o reducen la presión arterial o que tienen propiedades antiácidas. Se recomienda precaución.
Información del Autor/Actualización

Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).
Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.
Behrends M, Beiderlinden M, Peters J. Acute lung injury after peppermint oil injection. Anesth Analg 2005;101(4):1160-1162. Ver Abstracto
Cappello G, Spezzaferro M, Grossi L, et al. Peppermint oil (Mintoil) in the treatment of irritable bowel syndrome: a prospective double blind placebo-controlled randomized trial. Dig Liver Dis 2007 Jun;39(6):530-6. Ver Abstracto
Hiki N, Kurosaka H, Tatsutomi Y, et al. Peppermint oil reduces gastric spasm during upper endoscopy: a randomized, double-blind, double-dummy controlled trial. Gastrointest Endosc 2003;57(4):475-482. Ver Abstracto
Hur MH, Park J, Maddock-Jennings W et al. Reduction of mouth malodour and volatile sulphur compounds in intensive care patients using an essential oil mouthwash. Phytother Res 2007 Jul;21(7):641-3. Ver Abstracto
Inamori M, Akiyama T, Akimoto K, et al. Early effects of peppermint oil on gastric emptying: a crossover study using a continuous real-time 13C breath test (BreathID system). J Gastroenterol 2007 Jul;42(7):539-42. Epub 2007 Jul 25. Ver Abstracto
Kalavala M, Hughes TM, Goodwin RG, et al. Allergic contact dermatitis to peppermint foot spray. Contact Dermatitis. 2007 Jul;57(1):57-8. Ver Abstracto
Kline RM, Kline JJ, Di Palma J, et al. Enteric-coated, pH-dependent peppermint oil capsules for the treatment of irritable bowel syndrome in children. J Pediatr 2001;138(1):125-128. Ver Abstracto
Liu JH, Chen GH, Yeh HZ, et al. Enteric-coated peppermint-oil capsules in the treatment of irritable bowel syndrome: a prospective, randomized trial. J Gastroenterol 1997;32(6):765-768. Ver Abstracto
Madisch A, Heydenreich CJ, Wieland V, et al. Treatment of functional dyspepsia with a fixed peppermint oil and caraway oil combination preparation as compared to cisapride. A multicenter, reference-controlled double-blind equivalence study. Arzneimittelforschung 1999;49(11):925-932. Ver Abstracto
Melli MS, Rashidi MR, Nokhoodchi A, et al. A randomized trial of peppermint gel, lanolin ointment, and placebo gel to prevent nipple crack in primiparous breastfeeding women. Med Sci Monit 2007 Sep;13(9):CR406-411. Ver Abstracto
Pittler MH, Ernst E. Peppermint oil for irritable bowel syndrome: a critical review and meta-analysis. Am J Gastroenterol 1998;93(7):1131-1135. Ver Abstracto
Shin BC, Lee MS. Effects of aromatherapy acupressure on hemiplegic shoulder pain and motor power in stroke patients: a pilot study. J Altern Complement Med 2007 Mar;13(2):247-51. Ver Abstracto
Shkurupii VA, Kazarinova NV, Ogirenko AP, et al. [Efficiency of the use of peppermint (Mentha piperita L) essential oil inhalations in the combined multi-drug therapy for pulmonary tuberculosis]. Probl Tuberk 2002;(4):36-9. Ver Abstracto
Tate S. Peppermint oil: a treatment for postoperative nausea. J Adv Nurs 1997;26(3):543-549. Ver Abstracto
Veal L. The potential effectiveness of essential oils as a treatment for headlice. Pediculus humanus capitis. Complement Ther Nurs Midwifery 1996;2(4):97-101.








Acerola (Malpighia glabra, Malpighia punicifolia)



Términos Relacionados

Acerola fruits (frutos de acerola), Antilles cherry (cereza de las Antillas), Barbados cherry (cereza de Barbados), cerea-do-para, cereja-das-antillhas, cereso, Malpighia emarginata DC, Malpighia glabra L., Malpighia punicifolia, Malpighia punicifolia L., Puerto Rican cherry (cereza puertorriqueña), West Indian cherry (cereza de India occidental).
Historia

La acerola (Malphighia glabra), también conocida como la cereza de Barbados, es la fruta de un árbol pequeño llamado Malphighia glabra L. en las Antillas y el norte de Suramérica. En 1945, la Facultad de Medicina de la Universidad de Puerto Rico encontró que la cereza de Barbados es una rica fuente de vitamina C.
Curanderos nativos han utilizado la acerola para tratar dolencias del hígado, diarrea, disentería, tos, resfriados y dolor de garganta. Como una de las fuentes más ricas en vitamina C, la acerola podría emplearse como un estimulador y modulador inmunológico.
La acerola se ha empleado como suplemento tanto para adultos como para niños. Se ha reportado que el extracto de cereza de Barbados, la fruta del malpighia emarginata DC, previene las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. La cereza de Barbados ha mostrado efectos citotóxicos, y podría ser útil en el tratamiento de cáncer. Tiene una alta actividad antibacteriana y muestra actividad de inversión de resistencia a múltiples drogas.
Actualmente, hay falta de evidencia científica, y se necesitan estudios adicionales para evaluar la seguridad, la efectividad y la dosificación de la acerola.
Evidencia Científica

Usos:
Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.
No existen estudios disponibles adecuados para incluirla en la tabla de evidencia científica.
Clave para las Calificaciones:
A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.
Envejecimiento, antibacteriano, antioxidante, arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), prevención de coágulos sanguíneos, cáncer, resfriados, tos, depresión, diabetes, diarrea, disentería (diarrea severa), rendimiento en el ejercicio, infecciones de hongos, enfermedades de las encías, fiebre del heno, afecciones cardíacas, hemorragias (de retina), hipercolesterolemia (colesterol alto), inmunoestimulación, trastornos del hígado, úlceras de presión, escorbuto, afecciones de la piel, dolores de garganta, enfermedades de los dientes, deficiencia de vitamina C.
Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.
Adultos (18 años y mayores)

La seguridad, la eficacia y la dosificación no se han estudiado de una manera sistemática en adultos.
Niños (menores de 18 años)

La seguridad, la eficacia y la dosificación no se han estudiado de una manera sistemática en niños.
Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.
Alergias

Los individuos con alergia o hipersensibilidad a la acerola o a las especies de la familia de las Malpigiáceas no deben emplearla.
Efectos secundarios y advertencias

En general, parecer ser que los individuos por lo demás sanos toleran habitualmente bien la acerola en cantidades recomendadas. Altas dosis pueden ocasionar diarrea, náuseas, calambres abdominales, insomnio, fatiga o desvelos debido al contenido de vitamina C.
Los pacientes con gota no deben tomar acerola ya que la vitamina C que contiene la acerola podría incrementar los niveles de ácido úrico.
Los pacientes con antecedentes de cálculos renales (nefrolitiasis) no deben ingerir acerola ya que el alto contenido de vitamina C en ella presente podría causar que se produzcan urato, cistina o cálculos oxalatos.
Embarazo y lactancia

La acerola no se recomienda para mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible.
Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.
Interacciones con drogas

La vitamina C de la acerola podría interactuar con drogas ácidicas o básicas, acidificar la orina y afectar la excreción. Los pacientes que toman medicamentos deben consultar a un profesional de la salud calificado, inclusive a un farmaceuta.
Parece ser que la vitamina C interfiere con los efectos “adelgazantes de sangre” de la warfarina al disminuir el tiempo de la protrombina. En teoría, la acerola podría reducir la efectividad de los agentes anticoagulantes y anti-plaquetarios. Ejemplos de ellos incluyen heparina (Hepalean®), lepirudina (Refludan®), warfarina (Coumadin®), abciximab (ReoPro®) y clopidogel (Plavix®).
El uso de la acerola con medicamentos que contienen estrógenos o píldoras anticonceptivas podría incrementar la absorción y los efectos terapéuticos debido al contenido de vitamina C. Se recomienda precaución.
Debido al contenido de vitamina C, el uso de flufenazina (Prolixin®) con acerola podría disminuir los niveles de sangre. Los pacientes que toman flufenazina deben consultar a un profesional de la salud calificado, inclusive a un farmaceuta.
Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

El extracto de la cereza de acerola podría aumentar los efectos antioxidantes de la alfalfa o de la soya. Se recomienda precaución.
Parece ser que la vitamina C interfiere con los efectos “adelgazantes de sangre” de la warfarina (Coumadin®) por la reducción del tiempo de la protrombina. En teoría, la acerola podría reducir la efectividad de las hierbas y suplementos que se emplean por sus resultados “adelgazantes de la sangre”, tales como la corteza del sauce.
Cuando se ingieren simultáneamente, la vitamina C de la acerola podría aumentar la absorción del hierro en el tracto digestivo. Se recomienda precaución.
Debido al alto contenido de vitamina C de la acerola, ingerir suplementos de vitamina C además de la acerola podría incrementar la cantidad total de vitamina C en el cuerpo y llevar a efectos adversos. Se aconseja precaución.
Información del Autor/Actualización

Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).
Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.
Back DJ, Breckenridge AM, MacIver M, et al. Interaction of ethinyloestradiol with ascorbic acid in man. Br Med J (Clin Res Ed) 5-9-1981;282(6275):1516. Ver Abstracto
Caceres A, Lopez B, Juarez X, et al. Plants used in Guatemala for the treatment of dermatophytic infections. 2. Evaluation of antifungal activity of seven American plants. J Ethnopharmacol. 1993;40(3):207-213. Ver Abstracto
Clein NW. Acerola juice, the richest known source of vitamin C; a clinical study in infants. J.Pediatr. 1956;48(2):140-145. Ver Abstracto
de Assis SA, Martins AB, Guaglianoni DG, et al. Partial purification and characterization of pectin methylesterase from acerola (Malpighia glabra L.). J.Agric.Food Chem. 7-3-2002;50(14):4103-4107. Ver Abstracto
de Medeiros RB. [Proportion of ascorbic, dehydroascorbic and diketogulonic acids in green or ripe acerola(Malpighia punicifolia)]. Rev.Bras.Med. 1969;26(7):398-400. Ver Abstracto
Hanamura T, Hagiwara T, Kawagishi H. Structural and functional characterization of polyphenols isolated from acerola (Malpighia emarginata DC.) fruit. Biosci.Biotechnol.Biochem. 2005;69(2):280-286. Ver Abstracto
Hwang J, Hodis HN, Sevanian A. Soy and alfalfa phytoestrogen extracts become potent low-density lipoprotein antioxidants in the presence of acerola cherry extract. J.Agric.Food Chem. 2001;49(1):308-314. Ver Abstracto
Morris JC, Beeley L, Ballantine N. Interaction of ethinyloestradiol with ascorbic acid in man. Br Med J (Clin Res Ed) 8-15-1981;283(6289):503. Ver Abstracto
Motohashi N, Wakabayashi H, Kurihara T, et al. Biological activity of barbados cherry (acerola fruits, fruit of Malpighia emarginata DC) extracts and fractions. Phytother.Res. 2004;18(3):212-223. Ver Abstracto
Nagamine I, Akiyama T, Kainuma M, et al. Effect of acerola cherry extract on cell proliferation and activation of ras signal pathway at the promotion stage of lung tumorigenesis in mice. J.Nutr.Sci.Vitaminol.(Tokyo) 2002;48(1):69-72. Ver Abstracto
Rosenthal G. Interaction of ascorbic acid and warfarin [letter]. JAMA 1971;215:1671.
Trindade RC, Resende MA, Silva CM, et al. Yeasts associated with fresh and frozen pulps of Brazilian tropical fruits. Syst.Appl.Microbiol. 2002;25(2):294-300. Ver Abstracto
Visentainer JV, Vieira OA, Matsushita M, et al. [Physico-chemical characterization of acerola (Malpighia glabra L.) produced in Maringa, Parana State, Brazil]. Arch.Latinoam.Nutr. 1997;47(1):70-72. Ver Abstracto
Visentainer JV, Vieira OA, Matsushita M, et al. Vitamin C in Barbados cherry Malpighia glabra L. pulp submitted to processing and to different forms of storage. Arch Latinoam.Nutr. 1998;48(3):256-259. Ver Abstracto
Wakabayashi H, Fukushima H, Yamada T, et al. Inhibition of LPS-stimulated NO production in mouse macrophage-like cells by Barbados cherry, a fruit of Malpighia emarginata DC. Anticancer Res. 2003;23(4):3237-3241.


Acido alfalipoico (1,2-dithiolane-3-pentanoic acid)

Términos Relacionados

1,2-ditiolano-3 ácido valérico, 6,8 ácido alfalipoico, 5- (1,2 ditiolan-3-il) ácido valérico, factor de reemplazo del acetato, ALA, alfalipoico, ácido alfalipoico, Berlition®, Biletan®, DHLA, ácido dihidrolipoico, ácido lipoico, lipoicina, liponsäure (alemán), tioctamida, tioctan, ácido tióctico, Thiogamma®, Tiobec®.
Nota: El ácido alfalipoico no debe confundirse con el ácido linolénico, que también se abrevia ALA.
Historia

El ácido alfalipoico (ALA) se produce de manera natural en el organismo y puede ayudar a prevenir el daño celular en diferentes afecciones. Entre las fuentes de alimentos con un alto contenido de ácido alfalipoico, se incluyen la espinaca, el brócoli y la levadura.
El ácido alfalipoico, conocido como el “agente antioxidante universal”, se ha utilizado durante décadas en Europa, especialmente en Alemania, para tratar afecciones nerviosas, incluso el daño nervioso que resulta de una diabetes que no ha sido controlada adecuadamente.
Existe evidencia importante que indica que el ácido alfalipoico puede ayudar a tratar la diabetes de tipo II y las neuropatías. Según un ensayo realizado por 685 herboristas, el ácido alfalipoico fue uno de los 10 suplementos dietarios recomendados con mayor frecuencia debido a su eficacia al reducir niveles elevados de azúcar en sangre.
No existe información suficiente para respaldar el uso del ácido alfalipoico en intoxicaciones con Amanita, lo cual ha sido una práctica común durante muchos años.
El uso terapéutico del ácido alfalipoico no está autorizado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) ni por las entidades regulatorias correspondientes en otros países.
Evidencia Científica

Usos:
Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.
Diabetes
Se ha demostrado en muchos estudios que el ALA puede mejorar los niveles de azúcar en sangre en pacientes con diabetes de tipo II. Es necesario realizar estudios más exhaustivos para obtener respuestas más definitivas en el futuro. La diabetes es una enfermedad grave y debe tratarse mediante la supervisión de un proveedor médico calificado.
Calificación A
Neuropatía (dolor o daño nervioso)
Se ha demostrado en muchos estudios que el ácido alfalipoico es un tratamiento eficaz para el dolor o daño nervioso (neuropatía) asociado con la diabetes o el tratamiento contra el cáncer.
Calificación A
Hepatopatía alcohólica
Se ha estudiado el ALA como tratamiento para hepatopatías relacionadas con el alcohol. Sin embargo, no se han observado beneficios hasta el momento. Es necesario realizar más investigaciones en esta área.
Calificación C
Función cognitiva (VIH)
Se ha estudiado el ALA como tratamiento para el deterioro cognitivo provocado por el daño nervioso en pacientes con VIH. Hasta el momento, no existe evidencia científica suficiente para recomendar el ALA como tratamiento para esta afección.
Calificación C
Glaucoma
Se han realizado algunos estudios del ALA en humanos como tratamiento para el glaucoma pero, por el momento, no existe evidencia científica suficiente para recomendar su uso.
Calificación C
Nefropatía
El ALA puede brindar algunos beneficios para las nefropatías, pero no existe evidencia suficiente para recomendar este uso.
Calificación C
Dolor (síndrome de ardor bucal)
El ALA parece ser prometedor como tratamiento para el síndrome de ardor bucal, una afección que provoca una sensación de calor u hormigueo en la boca. Es necesario realizar más investigaciones antes de poder recomendar su uso.
Calificación C
Cáncer de páncreas
No se ha estudiado detenidamente el ALA como tratamiento para el cáncer de páncreas en humanos. En una observación clínica, se observa que el ácido alfalipoico puede ayudar a prevenir la evolución del cáncer. Sin embargo, es necesario realizar estudios más exhaustivos antes de poder llegar a una conclusión.
Calificación C
Prevención de lesiones postoperatorias en tejidos (lesión por isquemia-reperfusión luego de una cirugía hepática)
La isquemia ocurre cuando se bloquea la irrigación sanguínea a un órgano. Cuando se restablece la irrigación sanguínea (reperfusión), la inflamación y el estrés resultantes pueden generar un daño en el órgano. El tratamiento con ALA antes de la cirugía hepática puede ayudar a prevenir este tipo de daño. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones.
Calificación C
Lesiones por radiación
La evidencia previa sugiere que el ALA puede ser beneficioso para las personas expuestas a niveles altos de radiación. Es necesario realizar estudios desarrollados adecuadamente antes de poder recomendar el ALA para este uso.
Calificación C
Envejecimiento de la piel
Las investigaciones previas revelan que una crema para la piel que contiene ALA puede ayudar a mejorar los signos de envejecimiento de la piel. Es necesario realizar más investigaciones antes de poder recomendar su uso.
Calificación C
Cicatrización (en pacientes que se someten a una terapia de oxigenación hiperbárica)
El ALA puede reducir el daño en los tejidos provocado a menudo por una exposición a largo plazo a niveles elevados de oxígeno. Si bien estos estudios iniciales son prometedores, es necesario realizar más investigaciones para comprender por completo cómo funciona este ácido.
Calificación C
*Clave para las Calificaciones:
A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.
Deterioro de la memoria relacionado con la edad, mal de las alturas (montaña), demencia de Alzheimer, intoxicación por la amanita faloide, antioxidante, pérdida de peso o del apetito en pacientes con cáncer, ateroesclerosis (obstrucción de las arterias), dermatitis atópica, estimulación del flujo biliar, trastornos sanguíneos (protoporfiria eritrocitopoyética), enfermedad de los vasos sanguíneos (cerebro, endotelio), osteopenia, daño cerebral (daño oxidativo inducido por cobre, degenerativo), cáncer, trastornos cardiovasculares (enfermedad cerebrovascular), trastornos del sistema nervioso central, reacciones adversas de la quimioterapia, cirrosis, estreñimiento, dermatitis por contacto, deficiencia (zinc), demencia, depresión, síndrome de Down, trastornos endocrinos (síndrome metabólico), afecciones gastrointestinales (protección de la mucosa gástrica), daño auditivo (por determinados medicamentos), daño cardíaco provocado por la doxorrubicina (Adriamycin®, Doxil®), hepatitis (hepatitis C), hipertensión arterial, colesterol alto, VIH/SIDA, estimulantes del sistema inmunitario, inflamación, afecciones inflamatorias (enfermedades vasculares inflamatorias), protección renal, lactoacidosis (deficiencia de la deshidrogenasa lipoamida), intoxicación por plomo, hepatopatía, memoria, trastornos metabólicos (enfermedad de Leigh, porfiria, enfermedad de Krabbe), enfermedades mitocondriales, esclerosis múltiple, distrofia muscular (distrofia facioescapulohumeral), anomalías congénitas del tubo neural, neuroprotección, suplemento nutritivo, obesidad, enfermedad de Parkinson, dolor postoperatorio, soriasis, protección de la retina (leucostasis, reperfusión/isquemia de la retina), retinopatía, escorbuto, sepsis (prevención y tratamiento), anemia drepanocítica, trastornos del olfato, problemas estomacales, accidente cerebrovascular, lesión renal toxica (inducida por oxaliplatina, citotoxicidad ciclofosfamida, inducida por mercurio), deficiencia de vitamina E, enfermedad de Wilson (un trastorno hereditario).
Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.
Adultos (18 años y mayores)

General: En general, los expertos consideran que es seguro utilizar ácido alfalipoico (ALA) en dosis recomendadas durante un máximo de dos años.
Hepatopatía alcohólica: Se ha administrado diariamente una dosis de 300 miligramos de ácido ziótico en tres dosis divididas durante un máximo de 24 semanas.
Función cognitiva (VIH): Se ha administrado dos veces al día una dosis de 600 miligramos de ALA durante 10 semanas.
Diabetes: Se ha administrado diariamente por vía oral una dosis de 600 a 1,800 miligramos de ALA. Se ha inyectado una dosis de 500 a 1,000 miligramos de ALA por cada dosis de 50 a 500 mililitros de cloruro sódico.
Cardiotoxicidad inducida por medicamentos: Según se informó en un estudio poco detallado, una dosis de 100 miligramos por kilogramo (-1) de ALA redujo el daño cardíaco provocado por la doxorrubicina, un medicamento anticancerígeno.
Glaucoma: Se ha administrado una dosis de 150 miligramos de ALA durante un mes.
Protección de la lesión por isquemia-reperfusión: Se ha inyectado una dosis de 600 miligramos de ALA en 50 mililitros de cloruro sódico.
Nefropatía: Durante 12 semanas, los pacientes que se sometieron a una hemodiálisis recibieron diariamente 600 miligramos de ALA.
Neuropatía: Se ha administrado diariamente por vía oral una dosis de 600 a 1,800 miligramos de ALA en dosis divididas durante un plazo de tres semanas a dos años. Se ha inyectado diariamente una dosis de 600 miligramos de ALA durante 5 a 10 días.
Dolor (síndrome de ardor bucal): Se ha administrado diariamente por vía oral una dosis de 200 a 600 miligramos de ALA durante un máximo de dos meses.
Cicatrización (en pacientes que se someten a una terapia de oxigenación hiperbárica): Se ha utilizado una dosis de 300 miligramos de ALA una hora antes de la exposición al oxígeno e inmediatamente después de la terapia. Luego, se les administró a los pacientes 300 miligramos dos veces al día durante los siguientes 30 tratamientos.
Niños (menores de 18 años de edad)

La dosificación y seguridad del ALA no se ha estudiado detenidamente en niños; por lo tanto, no se puede recomendar el uso del ALA.
Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.
Alergias

Las personas con alergias o hipersensibilidad al ácido alfalipoico (ALA) deben evitar su uso. Se produjo dolor y se observó enrojecimiento alrededor de la zona de la aguja al inyectar el ALA a través de una vena. Se han observado reacciones alérgicas en la piel (denominadas dermatitis por contacto) luego de utilizar una crema antiarrugas con ALA.
Efectos secundarios y advertencias

Se han informado reacciones adversas escasas al utilizar el ácido alfalipoico (ALA). Entre las molestias más comunes, se incluyen náuseas, vómitos y mareos que se produjeron en dosis de 1,200 a 1,800 miligramos.
Se debe tener precaución al utilizar este ácido en pacientes con diabetes de tipo II debido a la posibilidad de que se produzcan cambios en la sensibilidad a la insulina y deficiencia de elementos traza. Luego de haber utilizado el ALA, se informó un caso de síndrome autoinmune a la insulina, una enfermedad poco común en la cual el sistema inmunitario ataca por error a la insulina, lo que genera niveles bajos de azúcar en sangre. Puede ser necesario que un profesional de la salud, incluido un farmacéutico, monitoree los niveles de glucemia, y que se deban ajustar las dosis.
Si bien no ha sido estudiado detenidamente en humanos, el ALA debe utilizarse con precaución en personas con enfermedades tiroideas (hipotiroidismo) y debe evitarse en pacientes con deficiencia de tiamina, una afección asociada comúnmente con el alcoholismo.
Embarazo y lactancia

No existe evidencia científica suficiente para recomendar el uso del ácido alfalipoico (ALA) durante el embarazo o la lactancia.
Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.
Interacciones con drogas

El ácido alfalipoico (ALA) puede reducir los niveles de azúcar en sangre. Se debe tener precaución al utilizar medicamentos que también pueden reducir el nivel de azúcar en sangre. Un profesional médico calificado, incluso un farmacéutico, debe controlar de cerca a los pacientes que toman medicamentos para la diabetes por vía oral o insulina. Se pueden necesitar ajustes en el medicamento.
El ALA puede alterar los niveles tiroideos. Se debe tener precaución con personas a las cuales se les ha diagnosticado una enfermedad tiroidea. Al utilizar el ALA, los proveedores médicos deben controlar de cerca a los pacientes que utilizan medicamentos para tratar enfermedades tiroideas. Pueden ser necesarios ajustes en la dosificación.
La administración del ALA en combinación con la doxorrubicina produce un efecto protector contra el daño cardíaco. Este beneficio puede mejorar el índice terapéutico de la doxorrubicina al administrarse con el ALA. Este ácido también parece tener efectos protectores al administrarse con Adriamycin®, aunque es necesario realizar más investigaciones para confirmar estos resultados.
El ALA puede interactuar con tratamientos para el cáncer, antibióticos, medicamentos utilizados para tratar la osteoporosis y fármacos que ayudan a dilatar los vasos sanguíneos (vasodilatadores). El ALA también puede disminuir los efectos de los antiinflamatorios y aumentar la acción de los medicamentos para perder peso. Los pacientes que han tomado calmantes, denominados ansiolíticos, quizás no respondan bien al ALA.
El ALA puede afectar la forma en que el hígado desintegra determinados medicamentos.
Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El ácido alfalipoico (ALA) puede reducir los niveles de azúcar en sangre. Se debe tener precaución al utilizar hierbas medicinales o suplementos que también pueden reducir el nivel de azúcar en sangre. Quizás sea necesario controlar los niveles de glucosa en sangre y ajustar las dosis.
El ALA puede alterar los niveles tiroideos. Se debe tener precaución con personas a las cuales se les ha diagnosticado una enfermedad tiroidea. Al utilizar el ALA, los proveedores médicos deben controlar de cerca a los pacientes que utilizan hierbas medicinales o suplementos para tratar enfermedades tiroideas. Pueden ser necesarios ajustes en la dosificación.
El ALA puede interactuar con tratamientos para el cáncer, agentes antibacterianos y hierbas medicinales o suplementos utilizados para tratar la osteoporosis o para ayudar a dilatar los vasos sanguíneos (vasodilatadores). El ALA puede disminuir los efectos de antiinflamatorios, y aumentar los efectos de los medicamentos para perder peso y de los antioxidantes. También puede aumentar los niveles de vitamina C en el organismo. Los pacientes que han tomado hierbas medicinales o suplementos como calmantes quizás no respondan bien al ALA.
El ALA puede afectar la forma en que el hígado desintegra determinadas hierbas medicinales o suplementos.
Información del Autor/Actualización


Ametov AS, Barinov A, Dyck PJ, et al. The sensory symptoms of diabetic polyneuropathy are improved with alpha-lipoic acid: the SYDNEY trial. Diabetes Care 2003;Mar, 26(3):770-776. Ver Abstracto
Bondy SC, Yang YE, Walsh TJ, et al. Dietary modulation of age-related changes in cerebral pro-oxidant status. Neurochem Int 2002;Feb, 40(2):123-130. Ver Abstracto
Bruckner I, Bustan C, Adamescu E, et al. Diabetic neuropathy–choices of treatment. Rom J Intern Med. 2002;40(1-4):53-60. Ver Abstracto
Chang JW, Lee EK, Kim TH, et al. Effects of alpha-lipoic acid on the plasma levels of asymmetric dimethylarginine in diabetic end-stage renal disease patients on hemodialysis: a pilot study. Am J Nephrol. 2007;27(1):70-4. Ver Abstracto
Chidlow G, Schmidt KG, Wood JP, et al. Alpha-lipoic acid protects the retina against ischemia-reperfusion. Neuropharmacology 2002;Nov, 43(6):1015-1025. Ver Abstracto
Cho KJ, Moon HE, Moini H, et al. Alpha-lipoic acid inhibits adipocyte differentiation by regulating pro-adipogenic transcription factors via mitogen-activated protein kinase pathways. J Biol Chem 2003;Sep 12, 278(37):34823-34833. Ver Abstracto
Dunschede F, Erbes K, Kircher A, et al. Reduction of ischemia reperfusion injury after liver resection and hepatic inflow occlusion by alpha-lipoic acid in humans. World J Gastroenterol. 2006 Nov 14;12(42):6812-7. Ver Abstracto
Femiano F, Gombos F, Scully C. Burning mouth syndrome: the efficacy of lipoic acid on subgroups. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2004 Nov;18(6):676-8. Ver Abstracto
Kamenova P. Improvement of insulin sensitivity in patients with type 2 diabetes mellitus after oral administration of alpha-lipoic acid. Hormones (Athens). 2006 Oct-Dec;5(4):251-8. Ver Abstracto
Tang J, Wingerchuk DM, Crum BA, et al. Alpha-lipoic acid may improve symptomatic diabetic polyneuropathy. Neurologist. 2007 May;13(3):164-7. Ver Abstracto
Tankova T, Cherninkova S, Koev D. Treatment for diabetic mononeuropathy with alpha-lipoic acid. Int J Clin Pract. 2005 Jun;59(6):645-50. Ver Abstracto
Thom E. A randomized, double-blind, placebo-controlled study on the clinical efficacy of oral treatment with DermaVite on ageing symptoms of the skin. J Int Med Res. 2005 May-Jun;33(3):267-72. Ver Abstracto
Ziegler D, Ametov A, Barinov A, et al. Oral treatment with alpha-lipoic acid improves symptomatic diabetic polyneuropathy: the SYDNEY 2 trial. Diabetes Care. 2006 Nov;29(11):2365-70. Ver Abstracto
Ziegler D, Schatz H, Conrad F, et al. Effects of treatment with the antioxidant alpha-lipoic acid on cardiac autonomic neuropathy in NIDDM patients: a 4-month randomized controlled multicenter trial (DEKAN Study). Deutsche Kardiale Autonome Neuropathie. Diabetes Care 1997;20(3):369-373. Ver Abstracto
Ziegler D, Hanefeld M, Ruhnau KJ, et al. Treatment of symptomatic diabetic polyneuropathy with the antioxidant alpha-lipoic acid: a 7-month multicenter randomized controlled trial (ALADIN III Study). ALADIN III Study Group. Alpha-Lipoic Acid in Diabetic Neuropathy. Diabetes Care 1999;22(8):1296-1301.




Imprimir artículo

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

ALIMENTOS NATURALES Design by Insight © 2009