martes, 19 de febrero de 2013

"Ser Vegetarianos protege al corazón"


NUEVA YORK (Reuters Health) - Un estudio de Reino Unido demuestra que los vegetarianos tienen un tercio menos riesgo de ser hospitalizados o morir por cardiopatías que los que comen carne y pescado.
Ahora, "estamos algo más seguros de que hay algo en la dieta vegetariana que reduce el riesgo de padecer enfermedad cardíaca", dijo la autora principal, Francesca Crowe, de la Universidad de Oxford.
Aun así, con su equipo no pudo probar la existencia de diferencias del estilo de vida sin determinar entre los vegetarianos y los amantes de la carne que pudieran explicar la brecha en el riesgo cardíaco.
El equipo de Crowe siguió a unos 45.000 habitantes de Inglaterra y Escocia que en los años 90 habían respondido un cuestionario sobre la dieta, el estilo de vida y el estado de salud general. Un tercio de los participantes tenía una alimentación vegetariana, sin carne ni pescado.
En los 11-12 años siguientes, 1.066 tuvieron que ser internados por cardiopatías, como infartos, y 169 murieron por esas causas.
Tras considerar la edad, el nivel de ejercicio y otros factores, el equipo halló que los vegetarianos eran un 32 por ciento menos propensos que los carnívoros a desarrollar enfermedad cardíaca. Al tener en cuenta el peso en la ecuación, el efecto cayó al 28 por ciento.
La reducción del riesgo cardíaco podría atribuirse a que los vegetarianos tenían valores de colesterol y presión más bajos, según publica el equipo en American Journal of Clinical Nutrition.
El colesterol total promedio de los consumidores de carne era de 222 mg/dL y la presión sistólica (valor máximo de lectura) era de 134 mm Hg, comparado con 203 mg/dL de colesterol total y 131 mm Hg de presión sistólica en los vegetarianos. La presión diastólica (valor mínimo) era similar entre los grupos.
Crowe señaló que la diferencia entre los niveles de colesterol de los carnívoros y los vegetarianos equivale a la mitad del beneficio que brinda el tratamiento con estatinas.
"Si una persona quiere reducir su riesgo cardíaco con un cambio de alimentación, una forma de hacerlo es adoptar la dieta vegetariana", comentó Crowe, aunque aclaró que no es necesario abandonar la carne, sino eliminar la grasa saturada presente en la manteca, el helado, los quesos y las carnes.
FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada