''El sol adelgaza''

Media hora diaria de luz matinal ayuda a perder peso
 El índice de masa corporal de las personas que se exponen al sol a primera hora es menor que el de los que se exponen más tarde, revela un estudio Recibir luz del sol durante la mañana ayuda a reducir peso, según investigadores estadounidenses.
 El índice de masa corporal de los que se exponen a la luz matinal es menor que el de los que se exponen más tarde, durante el día. Con 20 ó 30 minutos diarios al aire libre es suficiente, señalan los autores, que reclaman que las escuelas y las oficinas estén mejor iluminadas. Un nuevo estudio de la Northwestern University (Illinois, EE.UU.) afirma que el momento, la intensidad y la duración de la exposición a la luz durante el día de una persona está vinculada a su peso.
 Las personas cuya exposición diaria a la luz tenía lugar principalmente por la mañana tienen un índice de masa corporal (IMC) significativamente más bajo que los que se exponen a una hora más tardía, según el estudio. La influencia de la exposición a la luz de la mañana en el peso corporal es independiente del nivel de actividad física del individuo, su ingesta de calorías, el ritmo del sueño, la edad o la estación del año. De ese factor depende alrededor del 20 por ciento del índice de masa corporal de una persona, señalan los autores. "La luz es el agente más potente para sincronizar el reloj biológico interno que regula los ritmos circadianos, que a su vez también regulan el equilibrio energético", explica la autora del estudio Phyllis C. Zee, en la nota de prensa de la universidad.
 "El mensaje es que las personas deben exponerse más a la luz entre las 8 de la mañana y el mediodía. "En torno a 20 o 30 minutos de luz matinal es suficiente para afectar el IMC. Zee es profesora de neurología, especializada en ritmos circadianos y en sueño. "Si una persona no recibe suficiente luz en el momento adecuado del día, podría desincronizarse el reloj interno del cuerpo, que se sabe que altera el metabolismo y puede conducir al aumento de peso", explica Zee. El mecanismo exacto de cómo la luz afecta a la grasa corporal requiere más investigación, aclara.
 Pocos luxes
 Muchas personas no reciben suficiente luz natural por la mañana, señala la investigadora, debido a que el estilo de vida estadounidense es predominantemente interior. "También trabajamos en ambientes con poca luz, por lo general entre 200 y 300 lux (medida de iluminación). En el estudio, 500 lux era "el número mágico" o umbral mínimo para tener un IMC más bajo. Incluso en un día nublado, la luz al aire libre es de más de 1.000 lux. Es difícil lograr este nivel de luz con una iluminación interior normal, señalan los científicos. Según Reid, "al igual que la gente está tratando de tener más horas de sueño para bajar de peso, tal vez gestionar la luz que recibimos es otra manera de hacerlo." Otro de los investigadores, Giovanni Santostasi, que es físico de formación, desarrolló una nueva medida para el estudio que integra el momento, la duración y la intensidad de la exposición a la luz en un solo número llamado MLIT (mean light timing).
 Buscó una correlación entre el tiempo de exposición a la luz, la duración o la intensidad en los datos brutos del estudio, pero ninguno de esos factores se asociaron de forma individual con el IMC. Sólo cuando comenzó a combinar parámetros vio que había una fuerte correlación entre los tres combinados y el IMC. El estudio incluyó a 54 participantes (26 varones, 28 mujeres), de una edad promedio de 30. Llevaban un actígrafo en la muñeca que midió sus parámetros de exposición a la luz y de sueño durante siete días en condiciones normales de vida.
Su ingesta calórica se determinó a partir de siete días de registros de alimentos. El reloj biológico El hallazgo pone de relieve la importancia de la "salud circadiana", es decir, cómo se sincroniza la exposición a la luz y a la oscuridad con el reloj interno del cuerpo. "Nos centramos en cómo el exceso de luz en la noche es malo, pero también es malo no tener suficiente luz en el momento apropiado del día", señala Zee. Los lugares de trabajo y las escuelas deberían tener ventanas. Los empleados deben ser alentados a salir a la calle para el almuerzo o los descansos, y la iluminación interior debe mejorar en general. Si bien no se encontró una vinculación entre la duración y el tiempo de sueño con los resultados, los cronotipos "búho", que se quedan despiertos hasta tarde y se levantan más tarde, serían la población más afectada por una exposición a la luz más tardía. Pero incluso los "alondras", que se despiertan temprano, se verían 

Referencia bibliográfica: Kathryn J. Reid, Giovanni Santostasi, Kelly G. Baron, John Wilson, Joseph Kang, Phyllis C. Zee. Timing and Intensity of Light Correlate with Body Weight in Adults. PLoS ONE (2014). DOI: 10.1371/journal.pone.0092251.

Read more

''Crean un pan apto para celiacos''

Crean un pan de trigo genéticamente modificado apto para los celíacos
 Su sabor es más similar a la variedad normal que el hecho con arroz, consumido por los alérgicos al gluten Científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han desarrollado, mediante modificación genética, un pan de trigo potencialmente apto para la mayoría de los celiacos y otras personas con intolerancia al gluten.
El nuevo tipo de pan tiene un sabor más similar al del pan normal que el pan de harina de arroz, consumido habitualmente por los celiacos.
 Las patologías asociadas con la intolerancia al gluten se han incrementado en los últimos años y afectan aproximadamente al 7% de la población mundial. La enfermedad celiaca es la más conocida de estas intolerancias y se trata de un trastorno autoinmune cuyo responsable es una parte del gluten de trigo, cebada y centeno.
 En la actualidad el único tratamiento efectivo disponible es una dieta libre de gluten de por vida, algo complicado de seguir y con efectos negativos en la salud intestinal. Un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un pan de trigo potencialmente apto para la mayoría de los celiacos y otras personas con intolerancias al gluten. Los resultados han sido publicados en la revista PLOS ONE.
 El nuevo tipo de pan está elaborado mediante harinas de trigo de muy bajo contenido en gliadinas -las proteínas del gluten responsables de la celiaquía-, obtenidas mediante tratamientos de modificación genética. “Aunque la modificación de estas variedades de trigo supone una reducción de sus proteínas, sus propiedades nutritivas son similares a las del trigo común. Las versiones transgénicas compensan el déficit de gliadinas aumentando su contenido en otras proteínas presentes en el grano, no relacionadas con la celiaquía, y ricas en lisina, un aminoácido esencial para los humanos y que ha de incluirse en la dieta ya que el organismo no lo genera de forma natural”, explica el investigador del CSIC Francisco Barro, del Instituto de Agricultura Sostenible, en la nota de prensa del Consejo.
 Pruebas de sabor y textura
 El pan desarrollado en este estudio fue comparado con pan de harina de trigo normal y con pan de harina de arroz, ingrediente habitual en la dieta sin gluten. Durante el análisis, en el que se tuvieron en cuenta las propiedades organolépticas, nutricionales e inmunotóxicas, los investigadores observaron que los panes elaborados con harinas sin gliadinas mostraban características de calidad harinopanadera similares a las de la harina normal.
 Por otro lado, en el análisis sensorial, los catadores mostraron preferencia hacia el pan sin gliadinas frente al pan de harina de arroz y lo equipararon al pan de harina de trigo tradicional. “Nuestros resultados ofrecen una gran oportunidad para mejorar la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo que sufren alguna intolerancia al gluten. Durante 2014 nuestro objetivo es llevar a cabo un ensayo clínico, el primero de estas características en el mundo, con pacientes celiacos”, concluye Barro. Además del Instituto de Agricultura Sostenible también han participado en la investigación el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del CSIC y la Universidad de Sevilla.

Read more

''Increíbles propiedades del ajo''

No se conoce desinfectante, zahumados, germicida y purificador más poderoso que este bulbo ; limpia los intestinos, depura la sangre y renueva todo el sistema interno, pudiendo ser usado interna y externamente por el más delicado invélido como por el más sano, ya que es perfectamente inofensivo.
 Para las alteraciones de la sangre es uno de los mejores remedios conocidos, en efecto es casi un especifico en casos de envenenamiento de la sangre con una muy alta temperatura.
 El tratamiento de ajo Consiste en tomarlo en ayunas, a mediodia y por la noche, bien con leche, con pan, molido, cocido y aún en todas las formas con tal de saturarse bien. A veces, en casos dificiles, convendria ayunar unos días y no comer más que ajos. La curación generalmente es segura. Con ajos se expulsan lombrices solitarias y se evita el tifus.
 El ajo es también usado con éxito para:
 • El ajo calma las diarreas ; el cólico intestinales es muy eficaz, en estos casos se empleará bien picado y hervido en leche, con algo de hinojo.
• Contra los gases intestinales se usará ajo crudo con sal.
• El ajo asimismo estimula el apetito y ayuda la digestión y la excesiva acidez del estómago Se recomienda el ajo En las enfermedades del higado, pues presenta inapreciables servicios contra los cálculos, arenillas y congestiones de este órgano. Para ello se tomará en forma de vino, la cantidad de una copa; preparándolo de la manera siguiente: a medio litro de vino blanco no muy fuerte se ponen tres dientes de ajo finamente picados y se deja macerar un dia, se pasa por el tamiz y luego se calienta antes de usarlo.
 Según Hel, es eficaz para la diabetes, para esto se tomará en ayunas un diente de ajo hasta que baje la cantidad de azúcar de la orina. Como la escencia sulfurada del ajo encierra propiedades antisépticas, se puede emplear en enfermedades infecciosas tales como: la fiebre tifoidea, tifus, difteria, gripe y para tratar úlceras pútridas, como preservativo contra el tifus se usa en enemas, dos dientes de ajo hervidos en un cuarto de litro de agua.
 Según A. Lorand de Carisbad, el ajo ejerceria una acción preservativa en el cáncer y dice que la rareza de esta enfermedad en la China se ha debido posiblemente al consumo en gran cantidad de este bulbo. Bergins, Laurens Y Lind, lo usaron con resultados alagueños en el escorbuto, indudablemente debido al abundante contenido de vitamina C.
 El primero de los mensionados autores, dice haber curado varios casos de paludismo, dándole al paciente un diente de ajo por la mañana y otro por la noche. Muchos han defendido el ajo como eficaz para aliviar las sensaciones desagradables asociadas al endurecimiento de las arterias, y alta presión arterial. Esta acción anti-esclerosa se aprovecha ingiriendo todos los dias durante un mes de intervalo ; el resultado se obtiene realizando esta cura 4 veces al año.
 El ajo se emplea en infusión de leche o caldo como vermifugo (que mata las lombrices) y febrifugo (que quita la calentura) ; o en decocción en leche a caldo, o en jarabe, que se prepara hirviendo una parte de ajo en dos partes de agua, con igual cantidad de azúcar y se administra 2 o 3 cucharadas diarias. Los ajos en cocimiento aplicado en enemas, también da buenos resultados contra las lombrices. Goza también prestigio en las enfermedades de carácter nervioso, calambres, epilepsia, etc.
 El fósforo que encierra hace que sea beneficioso para el cerebro ; y los nerviosos deben usarlo todos los dias en cocimiento en las comidas.
 Algunas autoridades médicas creen que el ajo a menudo ayuda la nerviosidad y el insomnio debido a la falta de carminativo en los alimentos. Las enfermedades de la via respiratoria Sorprendentes son las virtudes del ajo en las enfermedades de la via respiratoria en general, como son: Tuberculosis, neumonia, bronco-neumonia, catarros, bronquitis, catarros bronquiales crónicos, congestión pulmonar, pleuritis, resfriados, tos sanguinolenta, tos ferina, asma, etc. Para combatir la tuberculosis se usará un bulbo entero de ajo diario; pero se ingerirá en varias porciones y en cualquier forma, de preferencia crudo o a lo más ligeramente dorado, al horno, o en salsa con yema de huevo y aceite ; de ninguna manera se empleará para este propósito hervido, ya que por ebullición pierde sus propiedades medicinales.
 Para las enfermedades bronquiales se usa con buen éxito el preparado siguiente (ajos 200 grs.; azúcar refinado 700 grs.; agua 1000 grs.). Se hacen hervir los ajos en agua y luego se agrega unos 700 grs. de azúcar refinada ; administrando tres cucharaditas al dia.
 En el tratamiento de bronquitis crónicas y para sacar completamente la abundante expectoración presente en los efectos pulmonares da buenos resultados el extracto de ajo, preparado como sigue ; en una botella provista de una buen tapón se pone 40 gramos de ajo bien lavado y cortado en pedazos pequeños, luego se agrega 100 grs. de 90 % de alcohol ; la resultante al principio será turbia pero después se tornará perfectamente clara al cabo de 5 o 6 dias. Al cabo de ese tiempo se vacia el liquido limpio, obteniéndose de este modo un estracto medicinal listo para ser usado, éste puede mantenerse en perfecta preservación por años. El olor y el gusto puede ser disimulado con la adicción de 50 % de espiritu de menta y una o dos gotas de valerina de metilo; este no altera en nada el poder del extracto. También como anti-catarral, se puede utilizar el mismo extracto, suministrado 15 o 30 gotas en un poco de adua caliente; y en tratamiento del asma.
 El ajo y la presión arterial alta Las virtudes maravillosas del ajo dan excelentes resultados para aliviar sintomas de nerviosidad, dolor de cabeza, vértigos, cansancio, etc. que a menudo son debidos en una presión alta de la sangre. La tintura de ajo, se prepara para este fin simplemente añadiendo a un litro de alcohol de 40 grados, unos 500 grs. de ajo bien picado, se le tiene en maceración por largo tiempo, y luego se filtra para usarlo. La dosis en caso de emplear esta tintura, será de 30 gotas cada dia, en tres tomas, pudiendo tomarse con leche.
 Si se utiliza en su estado natural, se empleará un bulbo o cabeza que será molida, pudiende añadirsele un poco de zumo de limón y aceite de oliva, y repartido en tres porciones durante el dia, se comerá con pan a manera de mantequilla. El ajo obra, pues, en la alta tensión arterial, como vasodilatador de los capilares y arterias ; y no ejerce su acción a costa de la energia.
 Aplicaciones externas del ajo El ajo es esencialmente excitante, rubefaciente (que enrojece la piel), y vesicante (que produce ampollas en la piel) y por ello se utiliza en aplicaciones externas, en forma de cataplasmas sobre el vientre, contra humores frios. En casos de catarro gastrointestinal se recomienda las cataplasmas de ajo en la espina dorsal. En zumo de ajo se emplea contra las verrugas, sarna, tiña, empeines, etc. exteriormente.
En Rusia acostrumbran dar de comer o tomar infusión de ajos lo más caliente posible, contra mordeduras o picaduras de animales ponzoñozos, y luego se somete al atacado a un baño de vapor para que sude copiosamente. También suelen aplicarse en forma de cataplasmas sobre la parte afectada, como un cauterio. El ajo posee también una peculiar virtud, cual es combatir los envenenamientos ocacionados por vapores minerales, por hierbas peligrosas y venenosas, y por corruptas y hediondas aguas, y sobre todo por la nicotina debido al mucho uso del cigarro. Además se puede emplear el ajo en la hidropesia, ictericia, hemorroides, várices, estreñimiento, dolores de oidos, dolor de muelas, en este último caso se aplica un pedacito de diente de ajo a la muela o diente cariados.

Read more

''Un antioxidante de la fruta protege del cáncer''

Un antioxidante en la fruta puede ayudar a combatir el cáncer
 El lupeol puede suprimir de manera significativa una proteína que ayuda a crecer a las células cancerígenas. EFE Hong Kong, China.-

 El lupeol, un antioxidante que se encuentra en frutas y verduras frescas, puede ayudar a aumentar hasta en 40 veces la efectividad de la medicamentos de quimioterapia para el cáncer de nariz, boca, cuello y nasofaringe, según un estudio de la Universidad de Hong Kong.
 La investigación, realizada por la Facultad de Medicina de la universidad, reveló que el lupeol selecciona y mata las células cancerígenas.
Probado en ratones, el lupeol disminuyó dramáticamente el volumen de los tumores y suprimió la metástasis localizada con mínimos efectos en los tejidos adyacentes y en órganos vitales como el hígado y el riñón. Un hecho que causó sorpresa entre los investigadores fue que el lupeol resultó ser tres veces más eficaz y más potente en términos de control de volumen de los tumores y grado de supresión de la mestástasis que el cisplatin, un medicamento de uso común en el tratamiento de quimioterapia.
 Además, en los casos en que se combinó el lupeol con el uso de cisplatin, la actividad anti tumoral de la droga fue 40 veces más eficaz. El resultado del estudio fue publicado en la revista especializada internacional Investigación sobre el Cáncer en septiembre pasado.
 El cáncer de cabeza y de cuello incluye los que se registran en la nariz, la cavidad oral, y las glándulas salivales, entre otros. En 2004, en Hong Kong fueron diagnosticados 2.087 nuevos casos, y el número de nuevos casos crece continuamente cada año.
 Las infecciones virales del papiloma humano, el alto consumo de alcohól y tabaco, y la baja ingesta de frutas y verduras aumentan considerablemente el riesgo de desarrollar cáncer en la cabeza y el cuello. Los especialistas que participaron en la investigación dijeron abrigar la esperanza de que los nuevos descubrimientos sirvan para demostrarle al público que un ligero cambio en sus regímenes alimenticios y en el tipo de alimentos que ingieren puede tener un impacto sorprendente en la prevención y terapia de cánceres. (Xinhua)
 Los investigadores, publica el diario local “South China Morning Post”, han descubierto que el lupeol, que se encuentra especialmente en el mango, semillas de aceitunas, uvas y fresas, puede suprimir de forma significativa la activación de una proteína que ayuda a crecer las células cancerígenas. En un experimento con ratones se observó que el uso de lupeol era tres veces más efectivo que el del medicamento cisplatin, pero cuando se mezclaban ambos, el medicamento aumentaba hasta cuarenta veces más su efectividad.
 “Es una noticia muy esperanzadora porque el lupeol, dado que es un antioxidante natural, tiene muy pocos efectos secundarios y es mucho más barato” explicó el profesor Anthony Yuen Po-Wing. La investigación sólo mostró que el lupeol extraído de fruta y verdura fresca tenía efectos anticancerígenos, y desconocen si la fruta seca o verdura cocida puede ejercer la misma función.

Read more

''Imagen corporal y alimentación''

La imagen corporal
es el concepto que cada persona tiene de su propio cuerpo, percepción que puede ser igual, parecida o decididamente diferente a la imagen que la persona proyecta en el espejo.
 La imagen que cada uno tiene de sí mismo influye significativamente en la forma de pensar, de comportarse, de sentir y de relacionarse con los demás. Esta imagen no es invariable sino que se va modificando según las circunstancias y la etapa de la vida que se atraviesa, que incluye a la vez la forma que una persona se imagina como los otros la ven.
 La imagen corporal está compuesta por tres aspectos:
la percepción, o sea el nivel de precisión con que se percibe la propia imagen; la apreciación que se tiene del propio cuerpo, o sea los sentimientos y pensamientos que suscita; y la conducta que se adopta en virtud de lo que se percibe y siente.
 La persona que percibe su imagen corporal con precisión y se siente cómoda con su cuerpo, aunque haya algún aspecto que le guste menos, se considera que tiene una imagen corporal adecuada. La distorsión de la imagen corporal o una exagerada preocupación por el aspecto físico puede producir trastornos alimenticios y el abuso de la práctica de ejercicios físicos.
 No somos los únicos que contribuimos a formar nuestra imagen corporal, también nuestra familia participa activamente en ello desde nuestra infancia y los apodos son una prueba de ello. También los medios de comunicación aportan valoración sobre determinados aspectos que supuestamente debería tener el cuerpo a partir de personajes célebres del mundo de la moda y de los ídolos.
 La imagen corporal puede verse afectada por las experiencias vividas, el estrés, por el trabajo y por el paso de los años y la aceptación de los cambios permite una mejor adaptación. Se pueden cambiar algunos aspectos de la imagen corporal, como el color del cabello, la forma de la nariz, el tamaño de los senos, el peso, la dentadura, etc., pero otros, como la altura o el color de la piel tendrán que ser aceptados. Al margen de la imagen que nos devuelve el espejo, es obvio que durante nuestro comportamiento cotidiano no podemos vernos a nosotros mismos tal como somos desde afuera, así como tampoco podemos escuchar con exactitud nuestra propia voz.
 Es por esta razón que muchas veces nos imaginamos diferentes, basados en lo que los demás dicen de nosotros. Lo que sí es cierto es que si una persona cree tener una apariencia más joven de la edad que tiene, es posible que el trato que los demás le dispensen se encargará que lo recuerde.
 Sin embargo, los que se sienten conformes y satisfechos con su imagen corporal suelen ser bien vistos por los que lo rodean. Por ejemplo, una persona excedida de peso que cree que no es tan gorda parece verse menos obesa que otra con una obesidad no asumida y avergonzada de su cuerpo. Parece ser cierto que los demás tienden a vernos de la misma forma en que nosotros nos vemos, de modo que la actitud de seguridad en nosotros mismos podría cambiar nuestra imagen corporal desde afuera. Un buen carácter puede hacer desaparecer algunos rasgos considerados antiestéticos como una baja estatura, una nariz demasiado largo o el exceso de peso y también puede acentuar estos supuestos defectos cuando la persona no tiene capacidad de empatía y tiene complejos. La percepción es una función psicológica muy subjetiva en la que intervienen gran cantidad de variables relacionadas con la experiencia, la forma de pensar, la motivación, la educación y la cultura de quien percibe; pero también la actitud que tenga el otro puede modificar esa percepción.

Read more

''El café mejora la memoria''

La cafeína podría mejorar la memoria largo plazo
 Muchos estudios han sugerido que la cafeína tiene beneficios para la salud.
Nuevas investigaciones publicadas en la Revista Nature Neuroscience sugieren que una dosis de cafeína luego de una sesión de estudio podría mejorar la memoria a largo plazo.
 Post-study cafeína administration enhances memory consolidation in humans, doi:10.1038/nn.3623, Daniel Borota, Elizabeth Murray, Gizem Keceli, Allen Chang, Joseph M Watabe, Maria Ly, John P Toscano, M

 El equipo de investigación liderado por Daniel Borota de la Universidad Johns Hopkins University en Baltimore ha observado que a pesar que investigaciones realizadas han analizado los efectos de la cafeína como un potenciador cognitivo, no ha sido bien estudiado su impacto en la memoria a largo plazo.Para esta investigación se analizaron 160 individuos de 18 a 30 años. En el primer día de estudio se le mostraron a los participantes imágenes de diferentes objetos y se les pidió que los identifiquen como objetos que se encuentran "dentro del hogar" o "fuera del hogar". Inmediatamente se los dividió en dos grupos donde uno recibió 200mg de cafeína y el otro grupo placebo.
 Al otro día se expuso a los participantes a las mismas imágenes y a algunas nuevas. Se les pidió a los individuos que las identifiquen como nuevas, viejas o similares a las originales. 200mg de cafeína potencian la memoria: Como resultado los investigadores hallaron que los sujetos que tomaron cafeína fueron mejores para identificar imágenes similares en comparación con los que recibieron placebo. Ambos grupos pudieron distinguir con igual eficacia si las imágenes eran nuevas o viejas.
 Además se investigó utilizando dosis de cafeína de 100 y 300mg. Los resultados fueron mejores luego de una dosis de 200mg comparado con 100mg pero no hubo mejoras con 300mg comparado con 200mg. Por lo anterior lo autores concluyen que una dosis de al menos 200mg en necesaria para observar una mejora en en la consolidación de la memoria.
Agregan que existen varias posibilidades por las cuales la cafeína puede lograr la consolidación de la memoria. Por ejemplo, se cree que podría bloquear la adenosina, previniendo el cese de la función de la norepinefrina, la cual a demostrado tener efectos sobre la memoria. Son necesarios mas investigaciones para comprender los mecanismos por los cuales la cafeína afecta la memoria a largo plazo. También agregaron que: Es necesario continuar indagando sobre este droga debido a su uso ampliamente difundido y el creciente interés en sus efectos cognitivos y neuroprotectores. Beneficios y riesgos potenciales del uso de cafeína: De acuerdo a los datos de la FDA, en los Estados Unidos se consumen 300mg de cafeína por día, principalmente en café, te y bebidas.
 Varios estudios han sugerido que la cafeína presenta beneficios para salud. El año pasado un estudio sugirió que las bebidas con cafeína podrían reducir el riesgo de enfermedad hepática, mientras que otro estudio mostro que tomar 2 a 4 tazas de café por día podría reducir el riesgo de suicidio.
 Pero no todas son buenas noticias. Otro estudió sugirió que su consumo puede alterar los patrones de sueño y que su consumo en bebidas energéticas puede alterar la función cardíaca.

Read more

''Dieta Mediterránea mejora la arteriosclerosis''

La dieta mediterránea reduce el riesgo de obstrucción arterial
Un estudio de científicos españoles comprueba que el aceite de oliva, en concreto, tiene un efecto muy positivo sin necesidad de hacer más ejercicio Científicos españoles de la Universidad de Navarra han comprobado que la dieta mediterránea, y en especial el aceite de oliva, pueden reducir el riesgo de arteriopatía periférica, enfermedad en la que las arterias de las piernas se obstruyen.
El descenso puede ser de hasta el 66%, sin necesidad de aumentar la actividad física. Científicos españoles liderados por Miguel Ruiz-Canela y Miguel A. Martínez-González, profesores de la Universidad de Navarra, han realizado el primer ensayo clínico que muestra cómo una intervención dietética puede reducir el riesgo de arteriopatía periférica, una enfermedad en la que las arterias de las piernas se obstruyen. Los resultados, publicados en el Journal of the American Medical Association (JAMA), ponen de manifiesto que una intervención de educación nutricional con dieta mediterránea y abundante provisión (gratuita) de aceite de oliva virgen extra obtuvo una reducción relativa de riesgo del 66% de enfermedad arteriosclerótica periférica sintomática.
 El ensayo, que forma parte del programa Prevención con Dieta Mediterránea (Predimed), se realizó durante más de cuatro años en 7.447 hombres y mujeres españoles de 55 a 80 años con alto riesgo de enfermedad vascular arteriosclerótica. Los participantes fueron asignados al azar a tres diferentes dietas: 2.539 participantes, una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra; 2.444, una dieta baja en grasas; y los otros 2.452, dieta mediterránea, pero con frutos secos en vez de aceite de oliva. En este tercer caso se observó una reducción del riesgo algo menor que en el grupo del aceite de oliva, aunque también significativa, del 50% respecto al grupo control.
 La intervención dietética incluyó entrevistas personales trimestrales con dietistas y sesiones de grupo también trimestrales. En el programa no se incluyó ninguna reducción de ingesta energética ni promoción de actividad física. Según declara Martínez-González en la nota de prensa de la UNAV, recogida por SINC, “la gran reducción de riesgo observada para la arteriopatía periférica es el mayor efecto protector comprobado en nuestro ensayo y proporciona un respaldo sólido al efecto global beneficioso de las dietas de tipo mediterráneo contra la arteriosclerosis”.
 La arteriopatía periférica, también conocida como enfermedad vascular periférica, ocurre cuando hay un estrechamiento u obstrucción en las arterias del miembro superior o inferior. Generalmente ocurre en las arterias de las piernas (isquemia de miembros inferiores). Su síntoma más frecuente es la claudicación intermitente, que se manifiesta por dolor al caminar y que se atenúa al detenerse. Puede ocasionar complicaciones como úlceras o heridas que no cicatrizan, infecciones en los pies o incluso gangrena. En casos graves y avanzados puede ser necesaria la amputación. La causa es la arteriosclerosis de las arterias de las piernas. La presencia de arteriopatía periférica suele ser indicio de que la arteriosclerosis puede estar también presente en las arterias coronarias o cerebrales. Más del 5% de la población mayor de 50 años sufre esta enfermedad. Los fumadores, diabéticos y quienes tienen elevada la presión arterial o el colesterol son más propensos a padecerla.

 Referencia bibliográfica: Miguel Ruiz-Canela, Ramón Estruch, Dolores Corella, Jordi Salas-Salvadó y Miguel A. Martínez-González: Association of Mediterranean Diet With Peripheral Artery Disease. JAMA (2014).


Read more

''La meditación calma la ansiedad y depresión''

Unos 30 minutos de meditación al día pueden reducir los síntomas de la ansiedad y de la depresión, ha revelado un estudio del centro Johns Hopkins Medicine de Estados Unidos.
 Los autores de la investigación revisaron 47 ensayos clínicos realizados hasta junio de 2013, con 3.515 participantes. Encontraron evidencias de mejoría en los síntomas de la ansiedad, la depresión y el dolor, así como de reducción del estrés y mejora de la calidad de vida en todos ellos.
La técnica más eficiente en este sentido resultó ser la técnica budista conocida como mindfulness (atención plena).
Unos 30 minutos de meditación al día pueden reducir los síntomas de la ansiedad y de la depresión, ha revelado un estudio del centro Johns Hopkins Medicine de Estados Unidos. "Una gran cantidad de personas utiliza la meditación, pero ésta no es una práctica considerada dentro de la terapia médica convencional", afirma Madhav Goyal, investigador de la Universidad Johns Hopkins y director del presente estudio, detallado por la revista JAMA Internal Medicine. "Sin embargo, según nuestra investigación, la meditación parece proporcionar un alivio para algunos síntomas de la ansiedad y de la depresión similar al constatado con antidepresivos en otros estudios", continúa explicando Goyal en un comunicado del Johns Hopkins Medicine.
 Los investigadores evaluaron el grado en que los síntomas de ambos trastornos se modificaban gracias a la meditación. Lo hicieron en personas que presentaban diversas condiciones médicas, como insomnio o fibromialgia, aunque sólo una pequeña parte de ellas había sido diagnosticada por un trastorno mental. Descubrieron así que la llamada "meditación de atención plena" (mindfulness) - una forma budista de auto-conciencia ideada para centrar la atención, sin prejuicios, en el momento actual- podía aliviar el dolor y del estrés.
 Los resultados registrados se mantuvieron incluso cuando se tuvo en cuenta el efecto placebo, que implica que los sujetos puedan sentirse mejor a pesar de no recibir tratamiento alguno, simplemente porque creen que lo están recibiendo. Resultados obtenidos Goyal y su equipo revisaron 47 ensayos clínicos realizados hasta junio de 2013 con 3.515 participantes. Estas investigaciones habían incluido la meditación y varios problemas de salud física y mental, como la depresión, la ansiedad, el estrés, el insomnio, el consumo de sustancias estupefacientes, la diabetes, las enfermedades cardíacas, el cáncer y el dolor crónico. Encontraron evidencias moderadas de mejoría en los síntomas de la ansiedad, la depresión y el dolor después de que los participantes se sometieran a un programa de entrenamiento en meditación de atención plena de ocho semanas de duración.
También encontraron evidencias de reducción del estrés y mejora de la calidad de vida en todos los participantes. No hubo suficiente información, sin embargo, para determinar si otros factores podrían mejorarse mediante la meditación. En aquellos estudios más prolongados, de hasta seis meses de duración, se constató una continuación de esas mejoras. En ninguno de ellos se detectó daño alguno derivado de esta práctica. La fórmula más prometedora Según Goyal, “la meditación tiene una larga historia en las tradiciones orientales, y su popularidad ha ido creciendo en los últimos 30 años en la cultura occidental. Mucha gente cree que meditar consiste en sentarse y no hacer nada. Pero eso no es cierto. La meditación prepara a la mente para aumentar su conocimiento, y los diferentes programas de meditación abordan este objetivo de diferentes maneras".
 La meditación de atención plena, que es el tipo de meditación que parece más prometedora desde un punto de vista terapéutico, se practica normalmente durante 30 ó 40 minutos al día. En ella, se hace hincapié en la aceptación de los sentimientos y de los pensamientos sin juicio, y en la relajación de cuerpo y mente. A pesar de estos resultados, Goyal advierte que la literatura revisada para el presente estudio contenía algunas debilidades potenciales. Por ello, serían precisos más estudios, con el fin de aclarar los resultados más esenciales de los programas de meditación y cómo está práctica podría suponer mayores efectos.
 Estudios previos La posibilidad de usar la meditación como terapia para trastornos como la ansiedad y la depresión ha emergido a partir de estudios como el realizado en 2013 por científicos de la Universidad Católica de Leuven (KU Leuven), en Bélgica. En este caso, los investigadores enseñaron a más de 408 estudiantes de secundaria a meditar con la técnica del mindfulnsess. El resultado fue una reducción de los síntomas de depresión, ansiedad y estrés en los jóvenes, tanto de manera inmediata como seis meses después del desarrollo del programa. Asimismo, en 2010, otra investigación sobre el mindfulness, realizada por especialistas del Centre for Addiction and Mental Health de Canadá con personas diagnosticadas con depresión severa, reveló que, tras 18 meses meditando, las tasas de recaída de estos pacientes fueron similares a las de pacientes que habían tomado antidepresivos durante ese mismo periodo.
 Según los autores de este otro estudio, estos resultados demuestran que las personas que no toleran los tratamientos con antidepresivos duraderos pueden usar el mindfulness para evitar que vuelvan los síntomas de la depresión.
 Referencia bibliográfica: Madhav Goyal, Sonal Singh, Erica M. S. Sibinga, Neda F. Gould, Anastasia Rowland-Seymour, Ritu Sharma, Zackary Berger, Dana Sleicher, David D. Maron, Hasan M. Shihab, Padmini D. Ranasinghe, Shauna Linn, Shonali Saha, Eric B. Bass, Jennifer A. Haythornthwaite. Meditation Programs for Psychological Stress and Well-being. JAMA Internal Medicine (2014). DOI: 10.1001/jamainternmed.2013.13018.

Read more

''El alcoholismo y tabaquismo son genéticos''

Una mutación genética favorece la ingesta excesiva de alcohol
El hallazgo podría ayudar al desarrollo de tratamientos más eficientes contra el alcoholismo Investigadores de diversos centros del Reino Unido han logrado identificar una mutación genética vinculada a la ingesta excesiva de alcohol en ratones.
En futuros estudios analizarán el efecto de dicha variante en humanos, con el fin de desarrollar tratamientos más eficientes contra el alcoholismo. Estudios previos habían establecido también las bases genéticas de la adicción a la nicotina.
Un equipo de investigadores de diversos centros del Reino Unido, entre ellos de la Universidad de Newcastle (Reino Unido), ha descubierto un gen que regula el consumo de alcohol y que, de encontrarse en un estado defectuoso, puede causar un consumo de alcohol excesivo. Los científicos también han identificado el mecanismo que subyace a este fenómeno, informa dicha Universidad en un comunicado.
 En un experimento realizado con ratones, se constató que individuos corrientes de esta especie no mostraban interés por el alcohol y bebían poco o nada de alcohol, cuando se les daba a elegir entre una botella de agua y una botella con alcohol diluido (con un 10% de etanol).
 Sin embargo, otros ratones, con una mutación genética en el gen GABRB1‎, prefirieron de manera abrumadora el consumo de alcohol al de agua, y consumieron a diario casi un 85% de bebidas con alcohol, sobre todo con vino. Quentin Anstee, uno de los autores de la investigación, señala con sorpresa que el estudio demuestra “que un pequeño cambio en el código de un solo gen puede tener efectos profundos en comportamientos complejos, como el consumo de alcohol”.
 Los científicos estudiarán ahora si este mismo efecto se produce también en humanos, aunque reconocen que en las personas el alcoholismo es mucho más complicado porque en esta condición entran en juego también factores ambientales. De cualquier manera, creen que próximas investigaciones podrían ayudar a desarrollar futuros tratamientos para el alcoholismo más eficientes. Variante identificada mediante manipulación genética La identificación del gen que codifica la proteína GABRB1 y su relación con el consumo de alcohol fue posible gracias a la manipulación genética de los roedores, un proceso que fue dirigido por el científico Howard Thomas, del Imperial College de Londres.
 Los investigadores introdujeron en concreto mutaciones sutiles en el código genético de los animales de manera aleatoria y por todo el genoma, y luego probaron la preferencia por el alcohol de estos roedores. Así se demostró que los ratones con la mutación mencionada estaban dispuestos incluso a esforzarse por obtener la bebida con alcohol empujando una palanca para alcanzarla. A diferencia de los ratones normales, continuaron haciendo este esfuerzo incluso durante largos períodos.
 Los animales genéticamente manipulados consumieron alcohol de manera voluntaria en cantidades suficientes como para intoxicarse, hasta el punto de llegar a tener dificultades para coordinar sus movimientos. La causa del consumo excesivo de alcohol fue localizada en las mutaciones de un solo punto de pares de bases del gen GABRB1, que codifica la subunidad beta 1, un componente importante del receptor GABA A del cerebro.
 Este receptor responde al mensajero químico inhibidor del cerebro (GABA) para regular la actividad cerebral más importante. Los investigadores descubrieron que la mutación del gen provocó que este receptor se activara espontáneamente, incluso cuando el detonante habitual de GABA no estaba presente. Estos cambios fueron particularmente potentes en la región del cerebro que controla las emociones placenteras y la recompensa, el llamado núcleo accumbens‎. Futuros tratamientos Por estudios previos realizados con humanos, los científicos ya sabían que el sistema GABA está involucrado en el control de la ingesta de alcohol, pero la presente investigación demuestra que “una subunidad particular del receptor GABA tiene un efecto significativo en este sentido”. Este hallazgo resulta importante porque servirá a los científicos en el siguiente paso de su trabajo: “tratar de modificar este proceso primero en ratones y luego en el hombre", explica Thomas.
 Este estudio se enmarca en un proyecto a 10 años cuyo objetivo es determinar qué genes condicionan la ingesta excesiva de alcohol. Los resultados obtenidos hasta ahora sugieren que el alcoholismo podría tener un componente genético en algunos individuos.
 De confirmarse que existe un mecanismo similar al hallado en los ratones en humanos, esto podría ayudar a identificar a los individuos con mayor riesgo de desarrollar una adicción y asegurar que éstos reciban el tratamiento más eficaz, explican los responsables de la investigación. El proyecto, iniciado bajo la dirección de Thomas en el Medical Research Council (MRC) del Reino Unido, en la actualidad cuenta con la colaboración de cinco universidades del país: el Imperial College de Londres, la Universidad de Newcastle, la Universidad de Sussex, el University College de Londres y la Universidad de Dundee. Genética y adicción a la nicotina En 2011, otro grupo de científicos, en este caso del Centro de Medicina Molecular Max Delbrück de Berlín, en Alemania, encontró una base genética para otro tipo de adicción: la adicción a la nicotina. Los investigadores establecieron entonces, además, que una región del cerebro llamada habénula juega un papel clave en el proceso de la adicción.
 En este otro estudio, se analizó un receptor específico para el neurotransmisor llamado acetilcolina, que es activado por la nicotina en los fumadores, y que está codificado por un conjunto específico de genes. Aunque estos genes están presentes en el ADN de cada célula, el receptor sólo es expresado en unas pocas áreas restringidas del cerebro, entre ellas la habénula, situada en el cerebro medio. Según los científicos, un importante porcentaje de fumadores presentan una mutación en este conjunto de genes, lo que los vuelve más propicios a hacerse adictos a la nicotina que las personas que no presentan dicha mutación. En 2010, otra investigación, señaló que algunos cambios prevalentes en diversos cromosomas del ADN estaban asociados con el hábito de fumar. A esta conclusión se llegó tras estudiar el genoma de más de 140.000 personas, fumadoras y no fumadoras.
 Los científicos descubrieron tras este análisis que una variante de un gen presente en el cromosoma número 11 estaba fuertemente vinculada a la iniciación en el consumo de tabaco, y que otra variante en el cromosoma nueve se relacionaba con la capacidad de abandonar el hábito de fumar. Asimismo, la gente con ciertas variantes en genes de los cromosomas ocho y 19 era más propicia a fumar más cigarros (alrededor de medio cigarrillo extra al día), y presentaba un 10% más de riesgo de padecer cáncer de pulmón, en comparación con las personas que no tenían dichas variantes.

 Referencias bibliográficas: Silke Frahm et al. Aversion to Nicotine Is Regulated by the Balanced Activity of b4 and a5 Nicotinic Receptor Subunits in the Medial Habenula. Neuron (2011) DOI:10.1016/j.neuron.2011.04.013. Quentin M. Anstee, Susanne Knapp, Edward P. Maguire, Alastair M. Hosie, Philip Thomas, Martin Mortensen, Rohan Bhome, Alonso Martinez, Sophie E. Walker, Claire I. Dixon, Kush Ruparelia, Sara Montagnese, Yu-Ting Kuo, Amy Herlihy, Jimmy D. Bell, Iain Robinson, Irene Guerrini, Andrew McQuillin, Elizabeth M.C. Fisher, Mark A. Ungless, Hugh M.D. Gurling, Marsha Y. Morgan, Steve D.M. Brown, David N. Stephens, Delia Belelli, Jeremy J. Lambert, Trevor G. Smart, Howard C. Thomas. Mutations in the Gabrb1 gene promote alcohol consumption through increased tonic inhibition. Nature Communications (2013). DOI:10.1038/ncomms3816.

Read more

''polémica el asado produce cáncer''

El asado a la parrilla y el cáncer El Profesor Carlos Sirtori, experto en la Organización Mundial, de la Salud, llamó la atención de toda Europa en febrero del año 1967, al anunciar que “la carne cocinada a la parrilla contiene Benzopirene, una sustancia de alto poder cancerígeno”.
 El Dr. Carlos Sirtori es un experimentado Cancerólogo. Está a cargo del Departamento de Anatomía Patológica en el Instituto Nacional de tumores de Milán.

 En Argentina se come mucho asado, plato que es considerado como tradicional. La carne asada a la parrilla, dice el Dr. Sirtori, alcanza en su superficie, una temperatura muy elevada que puede llegar a alrededor de 700 grados.
Esta alta temperatura produce en la carne –y en cualquier otra sustancia orgánica-, una verdadera hecatombe. Las proteínas se desnaturalizan y las grasas dan lugar a la formación de hidrocarburos, verdaderos agentes de producción de cáncer. De un kilo de carne a la parrilla, se han obtenido 6 gamas de benzopirene.
 El benzopirene es un hidrocarburo cancerígeno que actúa en la misma forma que el denso humo que se estaciona en el aire de las ciudades muy pobladas y fabriles y, como el humo del cigarrillo. Para obtener 6 gamas de benzopirene se necesitan 600 cigarrillos. La misma cantidad se obtiene con un kilo de carne asada en la parrilla.
 Las sustancias más peligrosas del asado se encuentran en la parte quemada, es decir la más expuesta al fuego. El fuego y el humo también contienen benzopirene. Esa temperatura de 700 grados produce una verdadera explosión íntima en cualquier clase de alimentos, continúa diciendo el Dr. Sirtori. La cocción en parrilla es dañina para cualquier alimento, ya se trate de pescado, queso, pan, etc. Como se ha mencionado, el humo contiene benzopirene, por lo tanto son cancerígenos todos los alimentos ahumados. Las estadísticas señalan que en países como Islandia o Japón, donde se consumen muchos alimentos ahumados, hay un alto índice de cáncer de estómago.
 El tiempo de exposición de la mucosa del estómago a la sustancia cancerígena tiene también su importancia. Están más expuestos los que comen mucho asado ó alimentos ahumados, porque al ser más lenta la digestión el tiempo de contacto también es mayor.
 Es ilusoria la pretensión de prevenir el cáncer (lo mismo podemos decir del S.I.D.A.), por medio de vacunas. Un estilo de vida saludable y una alimentación con un 50 por ciento de alimentos crudos (sin alcohol, tabaco y otros tóxicos), permiten conservar la salud de todas las células de nuestro organismo y prevenir el cáncer y el S.I.D.A. de una manera natural.
 En nuestro país y en el Uruguay el cáncer es muy frecuente porque se consume mucha carne y grasa (asado gordo, pollo, pescado, mariscos, fiambres, embutidos, salchichas, hamburguesas, etc.), que favorecen el desarrollo de tumores, según las últimas investigaciones científicas.

Read more

''Frutos secos reducen la mortalidad''

Consumir frutos secos a menudo retrasa significativamente la mortalidad Reduce en un 29% el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular Consumir frutos secos siete veces por semana puede retrasar significativamente la mortalidad, según un estudio de investigadores afincados en Boston (EEUU). El riesgo de morir se reduce en un 29% en el caso de las enfermedades cardiovasculares y en un 11% por cáncer, según un seguimiento realizado a pacientes durante 30 años.
 Consumir un puñado de frutos secos siete veces por semana puede retrasar la mortalidad de forma significativa, según señala un estudio llevado a cabo por investigadores de varias instituciones estadounidenses.
 El trabajo, publicado esta semana en la revista New England Journal of Medicine, asegura que comer estos alimentos disminuye en un 29% el riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular y un 11% por cáncer. Además de beneficiarse de este efecto, las personas con este hábito se mantienen más delgadas. Asimismo, demuestra que los beneficios no dependen del tipo de fruto seco.
 “Tanto el consumo de los de tierra como de los procedentes de árboles tienen efectos similares en la mortalidad”, indica a SINC Ying Bao, autor principal del estudio e investigador en el Hospital Birgham de Boston.
 El equipo, integrado también por investigadores del Instituto del Cáncer Dana-Faber y de la Universidad de Harvard, ha utilizado la información sobre la dieta, estilo de vida y estado de salud de 118.962 individuos sanos. “El estudio se ha hecho con gente que no tenía antecedentes de cáncer, enfermedades cardiovasculares o infarto cuando comenzó el ensayo”, señala Bao.
 El informe se elaboró a partir de datos de 76.464 mujeres de edades comprendidas entre los 34 y los 59 años, cuya participación duró 30 años (de 1980 a 2010), y 42.498 hombres, de entre 40 y 75 años, a los que se controló durante 24 años (de 1986 y 2010).
 Tests bianuales
 Los participantes tenían que rellenar un cuestionario sobre sus hábitos alimentarios cada dos años en el que se les preguntaba cuántos frutos secos consumían en raciones de unos 28 gramos, aproximadamente el contenido de una bolsa pequeña como las que venden las máquinas expendedoras de comida. Además, los expertos llevaron a cabo búsquedas en los certificados de mortandad de los distintos estados y en el Índice de Mortalidad Nacional. “Estos controles se complementaron con informes familiares y de las autoridades –recalca Bao–. Además, un médico supervisó los certificados y registros médicos para catalogar las causas de muerte según la Clasificación Internacional de Enfermedades”.
 Para descartar otros factores que pudieran haber influido en los resultados, los autores realizaron un análisis exhaustivo de los datos. Aunque encontraron que los individuos que comían más frutos secos estaban más delgados, fumaban menos, usaban suplementos vitamínicos, tomaban más frutas y verduras y bebían menos alcohol, consiguieron aislar la relación entre los frutos secos y la mortalidad de manera independiente. Los resultados han revelado que aquellos que tomaban frutos secos menos de una vez por semana experimentaron una reducción de la mortalidad del 7%, del 11% para los que lo hacían una vez, el 13% de dos a cuatro veces, de un 15% entre cinco y seis raciones por semana y una disminución del 20% en el caso de siete o más ingestas.
 Resultados previos El Consejo Internacional para el Consumo de Frutos Secos, que ha financiado parcialmente este trabajo, es también el promotor de un estudio recientemente publicado en la revista British Journal of Cancer en el que se comprobaba, esta vez en 75.680 mujeres participantes, cómo el consumo de frutos secos disminuyó el riesgo de padecer cáncer pancreático. Además, otras investigaciones anteriores ya habían demostrado que un aumento en la ingesta de frutos secos está relacionado con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, cáncer de colon, cálculos biliares y diverticulitits. También se ha observado una reducción de los niveles de colesterol, estrés oxidativo, inflamación, adiposidad y resistencia a la insulina.

 Referencia bibliográfica: Ying Bao, Jiali Han, Frank B. Hu,Edward L. Giovannucci, Meir J. Stampfer,Walter C. Willett y Charles S. Fuchs. Association of Nut Consumption with Total and Cause-Specific Mortality. The New England Journal of Medicine (2013). DOI: 10.1056/NEJMoa1307352.

Read more

''Revelan el secreto de la dieta mediterránea"

El sofrito ayuda a prevenir los trastornos cardiovasculares y el cáncer
 Un estudio revela que contiene numerosas sustancias antioxidantes beneficiosas para la salud Investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) y del CIBERobn, en colaboración con el Hospital Clínic de Barcelona, han analizado con una técnica de espectrometría de masas de alta resolución el sofrito, típico de la dieta mediterránea.
 Han logrado establecer así que éste tiene numerosas sustancias antioxidantes beneficiosas para la salud, que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y el cáncer. El estudio PREvención con DIeta MEDiterránea (PREDIMED) ha demostrado recientemente la asociación entre dieta mediterránea y bajo índice de enfermedad cardiovascular.
 En el cuestionario usado de referencia se preguntaba al consumidor la frecuencia con la que tomaba verduras, pasta, arroz y otros platos acompañados con sofrito, pero nunca se habían analizado los compuestos beneficiosos de este producto. Ahora investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) y el Centro de Investigación Biomédica en Red - Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) del Instituto de Salud Carlos III, en colaboración con el Hospital Clínic de Barcelona, han identificado por primera vez los polifenoles y carotenoides –sustancias antioxidantes beneficiosas para la salud– que lleva el sofrito, mediante una técnica de espectrometría de masas de alta resolución. Los resultados se publican en la revista Food Chemistry y revelan la presencia de al menos 40 tipos de polifenoles.
“Estos compuestos que producen las plantas y tomamos en la dieta se asocian con una disminución de la enfermedad cardiovascular”, ha destacado a SINC Rosa María Lamuela, investigadora de la UB y responsable del trabajo.
 Otros de los compuestos bioactivos encontrados en el sofrito son los carotenoides y la vitamina C. Diversos estudios han demostrado que la ingesta de carotenoides, como el licopeno, previene el cáncer de próstata, y el consumo de alimentos ricos en beta-caroteno, ayudan a reducir la incidencia del cáncer de pulmón. Analizados 10 tipos de sofrito
 “Con un consumo diario de 120 gramos de sofrito –añadido a la pasta, por ejemplo– la ingesta de polifenoles totales es de 16 a 24 miligramos por porción y de 6 a 10 miligramos en el caso de los carotenoides”, señala Lamuela. El equipo analizó diez tipos de sofritos comerciales, “aunque los resultados son extensibles al sofrito casero, ya que, en general –y sin contar las sustancias espesantes– tienen los mismos ingredientes: tomates, cebollas, ajo y aceite”. La unión de estos alimentos suma los compuestos biosaludables que tienen cada uno por separado. Respecto al aceite, los científicos recomiendan utilizar mejor el de oliva virgen que el de girasol.
 De hecho, ahora están buscando la proporción ideal de los cuatro ingredientes, y parece que la presencia de un 10% de aceite de oliva extra virgen ofrece muy buenos resultados en las propiedades del sofrito. Los investigadores también han efectuado un análisis estadístico con los niveles de compuestos fenólicos y carotenoides encontrados en cada sofrito, lo que les ha permitido identificar marcadores que diferencian los componentes de cada marca.

 Referencia bibliográfica: Anna Vallverdú-Queralt, José Fernando Rinaldi de Alvarenga, Ramon Estruch, Rosa María Lamuela-Raventos. Bioactive compounds present in the Mediterranean sofrito. Food Chemistry (2013).

Read more

''Contaminación ambiental igual cáncer''

La contaminación del aire es uno de los cancerígenos más dañinos La OMS encuentra relación positiva entre la polución y los tumores de pulmón y vejiga La contaminación del aire ha sido clasificada como cancerígena, además en el grupo 1 (el más dañino) por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), organismo especializado de la Organización Mundial de la Salud. Los científicos han encontrado relación positiva con el cáncer de pulmón y con el de vejiga. Ya no hay duda. Respirar aire contaminado produce, al menos potencialmente, cáncer. Así lo ha hizo público ayer la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), organismo especializado de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Después de una revisión de la literatura científica más reciente, los principales expertos del mundo –convocados por el programa de monografías de la IARC– concluyeron que existen pruebas suficientes de que la exposición a la contaminación del aire causa cáncer de pulmón. Los investigadores también observaron, informa SINC, una asociación positiva con un mayor riesgo de cáncer de vejiga. De la misma forma, el material particulado o partículas en suspensión –un componente importante de la contaminación del aire– se evaluó por separado y fue clasificado igualmente como carcinógeno para los humanos. Los resultados, que saldrán publicados el próximo 24 de octubre en la revista The Lancet Oncology, se basan en la revisión independiente de más de 1.000 artículos científicos que incluyen muestras de millones de personas realizados en los cinco continentes. "Clasificar la contaminación del aire como cancerígena para los seres humanos es un paso importante", subraya Christopher Wild, director de la IARC. "Hay maneras eficaces de reducir la contaminación del aire y, dada la magnitud de la exposición global, este informe debería enviar un mensaje contundente a la comunidad internacional para tomar medidas sin más retraso". La evaluación de los científicos reclutados por la IARC revela una relación directa entre cáncer y contaminación, es decir, que a mayor exposición a partículas y contaminación atmosférica, mayor riesgo de cáncer de pulmón. El informe presentado hoy, que sitúa al aire contaminado en el grupo 1 (carcinógeno para el ser humano) de la escala estándar de la IARC, deja claro que aunque la composición de la contaminación del aire y los niveles de exposición puede variar enormemente de un lugar a otro, estas conclusiones pueden aplicarse a todas las regiones del mundo.
Un importante problema de salud "El aire que respiramos se ha contaminado con una mezcla de sustancias que causan cáncer", subraya Kurt Straif, director de la sección de Monografías de la IARC. "Ahora sabemos que la contaminación del aire no solo es un riesgo importante para la salud en general, sino que también es una de las principales causas de muerte por cáncer debido a una causa ambiental”. No es nuevo que la contaminación del aire aumenta el riesgo de diversas enfermedades respiratorias y del corazón. Además, los estudios indican que en los últimos años los niveles de exposición han aumentado significativamente en algunas partes del mundo, sobre todo en países de rápida industrialización con grandes poblaciones. Los datos más recientes, publicados por la propia IARC, indican que solo en 2010, 223.000 muertes por cáncer de pulmón en todo el mundo se debieron a la contaminación del aire. Las principales fuentes de contaminación del aire son el transporte, la generación de energía estacionaria, las emisiones industriales y agrícolas, y las que se desprenden de la calefacción y la cocina. Por supuesto, también existen fuentes naturales para algunos contaminantes del aire.

 Referencia bibliográfica: Volumen 109 de las Monografías IARC.

Read more

''El chocolate no engorda''

Científicos de la Universidad de Granada analizan el peso de los adolescentes europeos y ven incluso que la relación es inversa Científicos de la Universidad de Granada han comprobado que la vieja creencia de que el chocolate engorda no es cierta.
 Según un estudio realizado entre adolescentes europeos, un alto consumo de chocolate se asocia a niveles más bajos de grasa total y central (abdominal), independientemente de si el sujeto practica o no actividad física y la dieta que siga. Los investigadores lo atribuyen a ciertas propiedades del chocolate, como su abundancia en flavonoides, que compensan su aporte en calorías.
Un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina y la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada ha desmontado científicamente la vieja creencia de que comer chocolate engorda. En un artículo publicado esta semana en la revista Nutrition, sus autores han demostrado que un alto consumo de chocolate está asociado a niveles más bajos de grasa total (esto es, la grasa acumulada en todo su cuerpo) y central (abdominal), independientemente de si el sujeto practica o no actividad física y a la dieta que siga, entre otros factores.
 En este trabajo, informa la universidad en una nota de prensa, los científicos analizaron si un mayor consumo de chocolate se asocia con un mayor o menor índice de masa corporal, así como otros indicadores de grasa corporal total y central en los adolescentes que participaron en el estudio Helena (Healthy Lifestyle in Europe by Nutrition in Adolescence).
Se trata de un proyecto, financiado por la Unión Europea, sobre los hábitos alimentarios y el estilo de vida de los jóvenes de 9 países europeos, entre ellos España. Los resultados de este trabajo, en el que participaron 1.458 adolescentes de entre 12 y 17 años, mostraron que un mayor consumo de chocolate se asoció con niveles más bajos de grasa total y central, según lo estimado por el índice de masa corporal, el porcentaje de grasa corporal (obtenido a partir de plicometría e impedancia bioeléctrica, dos técnicas de medición) y el perímetro de cintura. Estos resultados fueron independientes del sexo, la edad, la madurez sexual, la ingesta energética total, la ingesta de grasas saturadas, fruta y verdura, el consumo de té y café, y la actividad física de los participantes.
 Como explica la autora principal de este artículo, Magdalena Cuenca García, aunque el chocolate está considerado como un alimento con un alto aporte energético (al ser rico en azúcares y grasas saturadas), “recientes estudios realizados en adultos sugieren que su consumo se asocia con un menor riesgo de trastornos cardiometabólicos”. De hecho, el chocolate es un alimento rico en flavonoides (especialmente catequinas), que proporcionan múltiples propiedades saludables: “es un gran antioxidante, anti-trombótico y anti-inflamatorio, tiene efectos anti-hipertensivos y puede ayudar a prevenir la cardiopatía isquémica”. Recientemente, otro estudio de carácter transversal desarrollado en adultos por científicos de la Universidad de California observó que una mayor frecuencia en el consumo de chocolate también se asocia con un menor índice de masa corporal. Además, estos resultados se confirmaron en un estudio longitudinal en mujeres que siguieron una dieta rica en catequinas. Este efecto podría deberse, en parte, a la influencia de las catequinas sobre la producción de cortisol y la sensibilidad a la insulina ambas, relacionados con el sobrepeso y la obesidad.
 No sólo importa el impacto calórico Los científicos de la UGR han querido ir más allá, y analizar lo que ocurre con el consumo de chocolate en una edad tan crítica como la adolescencia controlando también por otros factores que pudieran influir en el acúmulo de grasa. El estudio, además de novedoso es quizás el más amplio y mejor controlado realizado hasta la fecha, y el primero en población adolescente. Contempla un número elevado de medidas corporales, una medida objetiva de la actividad física, detallado registro dietético mediante 2 recordatorios no consecutivos de 24 horas con un programa informático basado en imágenes, y controla el posible efecto de confusión de un conjunto de variables claves. Los autores del artículo publicado en Nutrition destacan que el impacto biológico de los alimentos no debe ser evaluado sólo en términos calóricos. “Las investigaciones epidemiológicas más recientes están centrando su atención en estudiar la relación entre determinados alimentos (no sólo por su contenido calórico, también por sus componentes) y los factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas, incluyendo el sobrepeso o la obesidad”. Con todo, los científicos de la Universidad de Granada insisten en la necesidad de ser moderados en el consumo de chocolate.
 “En cantidades moderadas, el chocolate puede ser bueno, como ha demostrado nuestro estudio. Pero un consumo excesivo resulta, sin duda, perjudicial. Como se suele decir: demasiado de algo bueno, ya no es bueno”. Los investigadores de la UGR apuntan que sus hallazgos “tienen también importancia desde el punto de vista clínico, ya que contribuyen a entender los factores que subyacen en el control y mantenimiento del peso óptimo”.


 Referencia bibliográfica: Magdalena Cuenca-García, Jonatan R. Ruiz, Francisco B. Ortega, Manuel J. Castillo. Association between chocolate consumption and fatness in European adolescents. Nutrition (2013). DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.nut.2013.07.011.

Read more

''Bebes nacen sabiendo matemáticas''

Los bebés nacen con habilidades matemáticas
 El nivel de su “sentido numérico primitivo” puede predecir cómo se les darán los números en la escuela Si un bebé de seis meses puede distinguir entre un conjunto de 10 puntos y otro de 20 puntos, será bueno en matemáticas en prescolar, revela un estudio de la Universidad de Duke (EEUU).
 El hallazgo respalda la teoría de que el ser humano nace con un “sentido numérico primitivo” incorporado, que es el que aprovechamos para aprender las matemáticas más complejas que se enseñan en los centros educativos. Estudios previos han sugerido que este sentido no es exclusivo de nuestra especie y que, además, no se limita sólo a la aritmética, sino que también podría abarcar la geometría.
Si un bebé de seis meses puede distinguir entre un conjunto de 10 puntos y otro de 20 puntos, será bueno en matemáticas en prescolar. Esta es la principal conclusión de un interesante estudio realizado en el Institute for Brain Sciences de la Universidad de Duke (EEUU), del que se hace eco Science Now.
 En otras palabras, si los bebés tienen la capacidad de diferenciar entre grupos de elementos grandes y grupos pequeños antes de aprender a contar, serán más propensos a desempeñarse bien en matemáticas en el futuro. La razón es que los niños aprovechan su capacidad numérica innata para, posteriormente, aprender los sistemas matemáticos simbólicos que se enseñan en la escuela.
 Es decir, que "cuando los niños están adquiriendo un sistema simbólico de representación de números en el colegio, le sacan partido a su sentido numérico primitivo", explica Elizabeth Brannon, profesora de psicología y de neurociencia, y directora del estudio en DukeToday.
 Ese sentido primitivo sería, por lo tanto, “el bloque de construcción conceptual sobre el que se construye la capacidad matemática." Primera fase: niños de seis meses Según Brannon, todos los bebés vienen al mundo con un conocimiento matemático rudimentario que les permite, por ejemplo, al mirar dos conjuntos de objetos, identificar cuál de ellos es numéricamente mayor sin tener que contar ni usar números. Por ejemplo, pueden saber instintivamente que un grupo de 15 fresas es mayor que otro de seis con sólo echar un vistazo. Para probar la relación entre ese sentido numérico primitivo y las habilidades matemáticas posteriores, Brannon y su colaborador Ariel Starr analizaron a 48 niños de seis meses de edad. En primer lugar, estudiaron la capacidad de éstos para reconocer cambios numéricos básicos. Lo hicieron sacando partido al interés natural de los bebés por las cosas que cambian.
 Ese interés se expresa en la mirada. De hecho, a menudo, los científicos aprovechan la mirada de los bebés para conocer sus procesos psicológicos, pues éstas reflejan lo que les llama la atención, y en qué medida. Con este sistema se ha podido demostrar, por ejemplo, que con sólo cinco meses los niños distinguen entre sólidos y líquidos. El experimento se hizo de la siguiente forma: los científicos colocaron a los niños frente a dos pantallas. Una de ellas mostró continuamente un conjunto con el mismo número de puntos (por ejemplo, ocho); mientras que la otra mostró cambios numéricos, con conjuntos que aumentaban o decrecían en el número de puntos. Por otro lado, los puntos de ambas pantallas cambiaron con frecuencia de tamaño y posición. Lo que sucedió fue que los bebés más capaces de diferenciar entre dos valores numéricos miraron durante más tiempo a la pantalla numéricamente cambiante que a la otra.
 Segunda fase:
 tres años más tarde Los científicos volvieron a reunir a los niños cuando éstos tenían tres años y medio, y los sometieron a varias pruebas. En primer lugar, participaron en un juego de comparación numérica no simbólica. Se les presentaron dos grupos diferentes y se les pidió que eligieran cual de ellos tenían más puntos sin contarlos. Además, los niños realizaron un test matemático estandarizado para alumnos de prescolar y, por último, fueron sometidos a una tarea verbal simple que consistía en identificar el número mayor (en palabra) que cada niño podía comprender. Los resultados de estas pruebas demostraron que “aquellos niños que mostraron una mayor preferencia hacia la pantalla numéricamente cambiante a los seis meses, tenían un sentido numérico primitivo mejor tres años más tarde, en comparación con los niños con menor preferencia hacia dicha pantalla”, explica Starr. “Asimismo, los niños con puntuaciones más altas en la infancia rindieron mejor en los tests de matemáticas estandarizados”.
 Implicaciones
 Estos hallazgos respaldan la hipótesis de que un sentido matemático elemental innato es la base para la comprensión de las matemáticas a un nivel superior. Según Brannon, sugieren además que existe una conexión real entre la matemática simbólica y las habilidades cuantitativas presentes en la primera infancia, antes de que la educación conforme nuestras habilidades matemáticas. “Nuestro estudio demuestra que el sentido numérico de los bebés es un predictor de la matemática simbólica, y que cuando los niños aprenden el significado de las palabras numéricas y de los símbolos, asocian estos significados con las representaciones numéricas preverbales que ya tenían”, concluye.
 También conceptos geométricos innatos
 Los resultados obtenidos por Brannon y su equipo podrían relacionarse con los alcanzados en una investigación de 2006, llevada a cabo por científicos de la Universidad de Harvard (EEUU) y del College de France, en la que se reveló que los conceptos geométricos son innatos y no necesitan lenguaje ni cultura para manifestarse. Los científicos realizaron en aquella ocasión una serie de tests comparativos a niños y adultos de la tribu amazónica Mundurukú, que desde la llegada de los conquistadores europeos lograron mantenerse sin contacto con nuestra civilización durante más de cuatro siglos.
 El conocimiento ancestral de la geometría demostrado por estos individuos señaló, según los investigadores, que en nuestra especie existen intuiciones geométricas que son independientes de un aprendizaje previo, de una experiencia anterior con mapas o símbolos gráficos, e incluso de un lenguaje de términos geométricos.
 Y capacidades numéricas en animales
 Otra apasionante cuestión sobre el sentido matemático “natural” nos llega del mundo animal. Aunque es cierto que el uso de los números arábigos para representar diferentes valores es una característica exclusiva de los humanos, algunas especies parecen tener también algunas habilidades matemáticas innatas. Las habilidades numéricas de los animales no-humanos han sido durante mucho tiempo una fuente de fascinación para los expertos. Ya en 1940, el biólogo Otto Koehler y sus estudiantes demostraron que las palomas podían ser entrenadas para picotear un grupo de tres semillas e ignorar otro grupo que contenía dos. También se ha demostrado que las cornejas pueden aprender a reconocer patrones visuales con el número “correcto” de puntos y obtener así una recompensa escondida. Otras investigaciones han constatado que mapaches, delfines, monos, pájaros e incluso salamandras poseen alguna forma de capacidad numérica. En 2009, además, una investigación constató que las abejas discriminan entre los números dos, tres y cuatro. En un experimento que consistía en que las abejas alcanzasen una recompensa (azúcar) si atravesaban la entrada correcta -señalada con dos, tres o cuatro puntos- estos insectos se desenvolvieron sin problemas, distinguiendo sin dudarlo el número de puntos que señalaba la puerta correcta hacia el azúcar. En cuanto a los primates, éstos podrían ser los matemáticos más hábiles del reino animal, pues se ha demostrado que incluso pueden distinguir cantidades a ojo de buen cubero.

 Referencia bibliográfica: A. Starr, M. E. Libertus, E. M. Brannon. Number sense in infancy predicts mathematical abilities in childhood. Proceedings of the National Academy of Sciences (2013). DOI: 10.1073/pnas.1302751110.

Read more

''Obesidad es mas peligrosa de lo que se creia''

La obesidad es mucho más mortal de lo que se pensaba
 Un estudio revela que mata al 18% de estadounidenses de más de 40 años La obesidad es mucho más mortal en Estados Unidos de lo que se pensaba, y afecta mucho más a las mujeres negras que a otros grupos de edad. Así lo demuestra un estudio realizado en la Universidad de Columbia, que ha elevado las causas de muerte por obesidad entre los 40 y 85 años al 18%, frente al 5% comúnmente aceptado. La obesidad es mucho más mortal de lo que se pensaba.
 A lo largo de las últimas décadas, la obesidad ha causado el 18% de las muertes entre los estadounidenses blancos y negros entre las edades de 40 y 85 años, según científicos de la Universidad de Columbia (Nueva York, EE.UU.). Este hallazgo desafía la idea predominante entre los científicos, que sitúa esa cantidad en torno al 5 %. "La obesidad tiene consecuencias para la salud dramáticamente peores de lo que algunos informes recientes han llevado a creer", afirma Ryan Masters, autor principal de la investigación, y miembro de la Fundación Robert Wood Johnson de Salud y Sociedad, de la Escuela Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia.
 "Prevemos que la obesidad será la responsable de una cantidad creciente de muertes en los Estados Unidos y tal vez incluso conducirá a la disminución de la esperanza de vida en EE.UU.". Si bien ha habido señales de que la obesidad está en declive en algunos grupos de jóvenes, las tasas siguen estando cerca de máximos históricos. Para la mayor parte de los niños y adultos que ya son obesos, la condición es probable que persista, causando daños en el transcurso de sus vidas.
 Aumento de víctimas en personas de edad avanzada En personas de edad avanzada, el aumento del número de víctimas de la obesidad ya es evidente. El doctor Masters y sus colegas documentaron su cada vez mayor efecto en la mortalidad en los hombres blancos que murieron entre las edades de 65 y 70 entre los años 1986 y 2006. El grado uno de obesidad (índice de masa corporal de 30 a menos de 35) causó alrededor del 3,5 % de las muertes de los nacidos entre 1915 y 1919, un agrupamiento denominado "cohorte de nacimiento". Para los nacidos 10 años después, provocó aproximadamente el 5 % de las muertes. Otros 10 años después, mató a más del 7 %. Cuando la epidemia de obesidad golpeó fuerte, en la década de 1980, afectó a todos los grupos de edad. Por tanto, los estadounidenses mayores la han vivido durante un período relativamente corto de tiempo, pero los grupos de edad más jóvenes estarán expuestos a ella durante mucho más tiempo.
 "Los niños de cinco años de edad crecen hoy en un ambiente donde la obesidad es mucho más la norma que para un niño de cinco años de hace una generación o dos. Los tamaños de las bebidas son más grandes, la ropa es más grande, y un mayor número de compañeros del niño son obesos", explica en la nota de prensa de la Universidad el co -autor Bruce Link, profesor de epidemiología y ciencias medico-sociales en la Escuela Mailman. "Y una vez que alguien es obeso, es muy difícil volver para atrás. Así que es lógico pensar que no vamos a ver lo peor de la epidemia hasta que la actual generación de niños envejezca". Este estudio es el primero en tener en cuenta las diferencias de edad, de "cohorte de nacimiento", de sexo y de raza en el análisis de riesgo de muerte por obesidad entre los estadounidenses. "Las investigaciones anteriores en esta área agrupaban a todos los estadounidenses, pero la prevalencia de la obesidad y su efecto sobre la mortalidad difieren considerablemente según la raza o etnia, y la edad que se tenga" explica Masters .
 "Es importante que los responsables políticos comprendan que los diferentes grupos experimentan la obesidad de diferentes maneras." Los investigadores analizaron 19 oleadas de la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud y las relacionaron con los registros de mortalidad del Índice Nacional de Defunciones para los años 1986 a 2006, que son los datos más recientes disponibles. Se centraron en las edades de 40 a 85 años con el fin de excluir las muertes accidentales, homicidios y condiciones congénitas, que son las principales causas de muerte de los jóvenes. El estudio se basa en una investigación anterior del Masters que descubrió, contrariamente a la sabiduría popular, que el riesgo de muerte a causa de la obesidad aumenta con la edad. En los grupos estudiados, las mujeres negras tenían el mayor riesgo de morir a causa de la obesidad o el sobrepeso, con un 27 por ciento, seguidas de las mujeres blancas con un 21 por ciento. La obesidad en las mujeres negras es casi el doble que la de las mujeres blancas.
 A los hombres blancos les fue mejor, con el 15%, y el menor riesgo de morir a causa de la obesidad fue para los hombres negros, con el 5%. Mientras que los hombres blancos y negros tienen similares tasas de obesidad, el efecto de la obesidad sobre la mortalidad es menor en los hombres negros, ya que está " desplazado " por otros factores de riesgo, desde las altas tasas de consumo de cigarrillos hasta las condiciones socioeconómicas difíciles. No hubo datos suficientes para hacer estimaciones sobre los asiáticos, hispanos y otros grupos, debido a la naturaleza altamente estratificada de la metodología. 


Referencia bibliográfica: Ryan K. Masters, Eric N. Reither, Daniel A. Powers, Y. Claire Yang, Andrew E. Burger, y Bruce G. Link. The Impact of Obesity on U.S. Mortality Levels: The Importance of Age and Cohort Factors in Population Estimates. American Journal of Public Health (2013). DOI: 10.2105/AJPH.2013.301379.

Read more

''Hábitos saludables mejoran nuestros genes''

Los hábitos de vida saludables modifican nuestros cromosomas
Estos hábitos influyen en la longitud de los telómeros y por eso ayudan a evitar enfermedades y muertes prematuras
 Los hábitos de vida influyen en la longitud de los telómeros, las estructuras situadas en los extremos de los cromosomas, que previenen el envejecimiento de las células en las que se localizan. En un experimento realizado por la Universidad de California (EE.UU.), un grupo de hombres con cáncer de próstata leve ganaron longitud en sus telómeros al adoptar una dieta basada en vegetales, realizar ejercicio moderado y practicar yoga o meditación, entre otras cosas.
 Está demostrado que la longitud de los telómeros, unas estructuras que se localizan en los extremos de los cromosomas, se relaciona directamente con el envejecimiento, el desarrollo de ciertas patologías e incluso con una muerte prematura. Ahora, un equipo de científicos del Instituto de Medicina Preventiva de la Universidad de California (EE.UU.) ha presentado los resultados de un estudio, publicados en la revista The Lancet, y resumidos por SINC, que concluyen que la introducción de hábitos de vida saludables puede modificar el tamaño de estas estructuras y, por tanto, la predisposición a padecer los achaques propios de la edad.
 Al igual que un recubrimiento plástico impide que los cordones de los zapatos se deshilachen, los telómeros protegen el área terminal de los brazos cromosómicos, donde se insertan, y los mantienen estables. Así, cuanto más se acorten y debiliten estas fundas, más rápidamente morirán las células en cuyo interior se localizan. Unos telómeros cortos sugieren un alto riesgo de sufrir un fallecimiento prematuro o desarrollar enfermedades que incluyen algunos tipos de cáncer, accidentes cardiovasculares, demencia, obesidad, osteoporosis, enfermedades infecciosas y diabetes. Sin embargo, como afirma Dean Ornish, uno de los autores del estudio, “nuestros genes y telómeros indican una predisposición, pero no marcan nuestro destino”.
 Un estudio comparativo Entre 2003 y 2007, el investigador y su equipo realizaron un ensayo comparativo con 35 hombres diagnosticados con cáncer de próstata de poca gravedad, que no habían sido tratados con cirugía ni radioterapia. Los científicos dividieron a los pacientes en dos grupos. A uno de ellos, compuesto por 10 individuos, se le pidió que ejecutara algunos cambios en su estilo de vida: consumir una dieta basada en vegetales, realizar ejercicio moderado, practicar técnicas de control de estrés (meditación o yoga) e incrementar su interacción y apoyo social.
Mientras, los 25 hombres restantes no modificaron ninguno de estos patrones. Tras los cinco años que duró el análisis, las medidas de los telómeros de los participantes mostraron que la longitud de estos se había incrementado en torno a un 10% en aquellos que habían realizado modificaciones en sus hábitos. Por el contrario, en el grupo que se mantuvo inalterado estas estructuras habían reducido su tamaño alrededor de un 3%.
 Además, los expertos apreciaron que en ambos grupos una relación significativa entre el grado en que habían cambiado sus vidas y el aumento de la talla de sus telómeros: cuantos más hábitos saludables habían introducido en su día a día, más habían crecido estos complejos. Según Ornish, “las implicaciones de este pequeño estudio van más allá de los hombres con cáncer de próstata. Si validamos los resultados con otros ensayos a gran escala, estos cambios en el estilo de vida reducirán el riesgo de padecer otro tipo de enfermedades y una mortalidad prematura", concluye.


 Referencia bibliográfica: Dean Ornish, Jue Lin, June M Chan, Elissa Epel, Colleen Kemp, Gerdi Weidner, Ruth Marlin, Steven J Frenda, Mark Jesus M Magbanua, Jennifer Daubenmier, Ivette Estay, Nancy K Hills, Nita Chainani-Wu, Peter R Carroll, Elizabeth H Blackburn. Effect of comprehensive lifestyle changes on telomerase activity and telomere length in men with biopsy-proven low-risk prostate cancer: 5-year follow-up of a descriptive pilot study. The Lancet (2013). Añadir a favoritosAñadir a favoritos

Read more
 

ALIMENTOS NATURALES Design by Insight © 2009